Puntos que debes cubrir para una personalización adecuada en email marketing

Accenture destaca que 75 por ciento de los consumidores están más dispuestos a comprar en un retail que los identifica por su nombre o les hace recomendaciones tomando como referencia su historial de compras.

Puntos que debes cubrir para una personalización adecuada en email marketing

En la actualidad, la personalización se impone como un elemento que los consumidores ya anticipan por parte de las marcas, datos de Accenture indican que 81 por ciento de los consumidores quieren que las firmas los conozcan para saber cuando aproximarse a ellos y cuando no. Esto no es precisamente algo negativo, se trata de un esfuerzo que puede verse muy bien recompensado para las compañías que la desarrollan, la misma consultora destaca que 75 por ciento de los consumidores están más dispuestos a comprar en un retail que los identifica por su nombre o les hace recomendaciones tomando como referencia su historial de compras.

Uno de los apartados que puede valerse ampliamente de la personalización para la obtención de mejores resultados es el email marketing, de acuerdo con Experian, los emails personalizados aportan tasas de transacción 6 veces más altas, sin embargo, hay otros aspectos que también se ven beneficiados además de los ingresos o las tasas de apertura, el engagement es otro aspecto según lo señala Econsultancy.

Pero a todo esto, ¿sabes cómo implementar la personalización en tus campañas?, si buscas aprovechar los beneficios de este proceso, es recomendable cubrir estos 3 apartados durante el desarrollo:

  • Selección

Este podría considerarse el punto más simple, la tarea a realizar es determinar el tipo de personalización que se aplicará para la campaña a enviar. Entre las principales opciones se puede optar por la creación de contenido basando en el comportamiento de los consumidores en el sitio, se puede utilizar también la imagen incluyendo aspectos como su nombre o se puede usar la ubicación para crear mensajes relevantes dependiendo de donde se encuentren. Incluso se puede optar por una combinación de estos aspectos.

  • Revisión

En esta etapa es necesario verificar cuatro aspectos clave dentro del correo electrónico a enviar. El primero es la línea de asunto en la que se debe considerar aspectos como la longitud o los fallbacks, el segundo consta del pre-encabezado y encabezado en los que es recomendable también considerar fuente y longitud, el tercero trata sobre el cuerpo del mensaje donde hay que testear variaciones y conversiones, y el último sería el Call To Action con el cual se recomienda revisar los enlaces, copy y el tracking.

  • Detalles finales

Finalmente, hay que asegurarse de que no falte nada en apartados fuera del cuerpo del mensaje como los campos de datos, los mismos fallbacks mencionados en el punto anterior, los tiempos de envío, el apartado responsivo, el diseño y el testeo A/B.

loading...