Puerto Rico se queda sin energía eléctrica. 1.5 millones de consumidores afectados

Puerto Rico registró hoy uno de sus episodios más complicados para el consumo, al reportar la interrupción de energía eléctrica que pudo haber afectado a un estimado de 1.5 millones de consumidores.

El hecho ha trascendido en medios y a través de redes sociales donde el hashtag #ApagonPR
tiene registrado un impacto de 182 mil 851 impresiones en Twitter y un alcance en más de 152 mil 800 cuentas.

Medios locales como El Nuevo Día reportan que son 1.5 millones de usuarios registrados ante la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), organismo que registró el apagón general y que de acuerdo a trascendidos se debió a una falla en las líneas de transmisión.

El suministro de electricidad es indispensable para el consumo y la producción de bienes, por lo que un apagón de este tipo representa no sólo afectaciones en este proceso, también impacta en la comunicación y conectividad que mantienen los usuarios digitales a través de plataformas como los dispositivos móviles y el internet.

Un hecho similar ocurrió en la Ciudad de Nueva York en 1965 y 2003 donde se registraron impactos en el comercio, consumo y ventas pues una consecuencia directa de la falta de energía eléctrica es la imposibilidad de mantener productos perecederos en estado óptimo.

En países caribeños es común el uso de generadores dentro de los hogares debido a la recurrente presencia de huracanes que interrumpen el suministro eléctrico.

A partir de la sustentabilidad en la producción, marcas como Tide han encontrado una oportunidad de lanzar al mercado productos de bajo impacto ambiental, tal como ocurrió con el lanzamiento de su campaña Purclean, donde el envase y el detergente invirtieron en su proceso en el uso de energía eólica como estrategia para generar el menor impacto posible desde el proceso de producción.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299