Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Publihistorias: Armando Enríquez Vázquez, chica conoce a chico

El poblado de Neuchatel en Suiza fue durante muchas décadas el hogar de una de las marcas de chocolate más populares de aquella nación y en Alemania, además de ser reconocida a nivel mundial por su envoltura de color lila, el fundador de la empresa fue uno de los primeros grandes maestros chocolateros suizos. 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El poblado de Neuchatel en Suiza fue durante muchas décadas el hogar de una de las marcas de chocolate más populares de aquella nación y en Alemania, además de ser reconocida a nivel mundial por su envoltura de color lila, el fundador de la empresa fue uno de los primeros grandes maestros chocolateros suizos. 

Philippe Suchard nació en las cercanías de Neuchatel en 1797, su hermano mayor Frederic tenía una pastelería y dulcería en la cercana Berna, Philippe comenzó a trabajar en ella a los catorce años y en la aprendió el oficio de dulcero.

Después de unos años de trabajar con su hermano Philippe decidió migrar a Estados Unidos, como lo hicieron millones de europeos en el siglo XIX, sin haber logrado el éxito que esperaba en 1825 Philippe regresó a Suiza y se instaló en Neuchatel donde abrió su propio local donde ofrecía sus chocolates, en 1826 alquiló un viejo molino abandonado en Serreriés para dedicarlo a la producción de su chocolate y en 1880 abrió la primera fábrica de Suchard fuera de Suiza, en Röttein, Alemania. Suchard, cómo muchos otros empresarios de la época, entendió el poder de la publicidad y por lo mismo invirtió en carteles y espectaculares para la marca. Muchos de ellos con imágenes familiares alrededor de un chocolate Suchard. 

El 14 de enero de 1884 Philippe Suchard murió. Suchard fue a lo largo de su vida un empresario curioso y lleno inquietudes que lo llevaron a invertir y crear otras empresas al margen de la chocolatera. A su muerte la empresa productora de chocolates pasó a manos de su yerno Carl Russ Suchard, que nació en Alemania, pero tras su matrimonio vivió en Suiza el resto de sus días, y es recordado como uno de los pilares de la industria de esa nación. Fue este hombre quién experimentando con mezclas para crear una barra de chocolate más dulce, al añadir leche en polvo, a la que designó como leche alpina, al chocolate, así nació en 1901 la marca Milka y para distinguir a la marca de la competencia le dio una envoltura de color lila, aunque no se convirtió en el color oficial de la marca hasta 1964. 

En 1905 Suchard abrió una fábrica en Paris. Como para muchos los periodos de la primera y segunda guerras mundiales fueron de crisis para Suchard, la escasez de las dos materias primas; cacao y azúcar que eran importadas redujo de manera drástica la producción en toda europa, pero el periodo entre los conflictos permitió a Suchard producir una cantidad de chocolates Milka récord en Suiza y Alemania. 

El nombre de la marca surge de mezclar las palabras alemanas Milch (leche) y Kakao (cacao) ese mismo año se comenzó a venderse en Alemania y en 1909 llegó al mercado austríaco. Carl Russ Suchard fue el primer presidente de la Asociación Suiza de Chocolate llamada hoy Chocosuisse.

Carl Russ Suchard fue decisivo para la consolidación de la empresa, pero sobre todo para posicionar a Milka como una de las marcas más populares en Alemania. El empresario murió en 1925 y la dirección de la empresa pasó a su hijo y nieto de Philippe; Willy Russ-Suchard. En 1926 la marca empieza a experimentar con productos de temporada como conejos y huevos de chocolate para la pascua y duendes para la época navideña.  Willy Russ-Suchard murió en 1959.

En 1972 la agencia Young & Rubicam diseñó y creó la vaca lila que identifica a la marca, Milka es una marca que con su slogan se ha identificado desde la década de los años sesenta con la ternura y la palabra ha sido utilizada en los diferentes slogans de la marca desde entonces.  En 1970 Suchard se unió a la chocolatera que creó Toblerone y formaron una empresa que se llamó Interfoods, la cual a su vez se unió a la alemana Jacobs Coffee Company creando Jacobs Suchard que adquirió la famosa marca estadounidense de dulces Brach’s.  La empresa fue adquirida en 1990 por Kraft Foods que en 2012 renombró a su división de snacks en Mondeléz.

La fábrica de Nuechatel cerró en 1990 y toda la operación se trasladó a otras ciudades. A mediados de 2020 Milka perdió una demanda legal en contra de otras de las chocolateras favoritas de los alemanes: Ritter Sport, que había demandado a Milka por comercializar una barra de chocolate cuadrada, una forma que se incluye en la patente de Ritter Sport.

Otros artículos exclusivos para suscriptores