CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Publicistas y el síndrome de Estocolmo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

Por Hermann von der Meden
hvonder@hotmail.com
hvonder

El Síndrome de Estocolmo es un estado psicológico en el que la víctima de secuestro, o persona detenida contra su propia voluntad, desarrolla una especie de relación de complicidad con su secuestrador; incluso pueden acabar ayudando a los captores a alcanzar sus fines.

Pues esto se da mucho en la publicidad. La subordinación complaciente de la agencia a su cliente importante tiene una explicación: parece ser cuestión de sobrevivencia. Al igual que en el caso de la víctima de un secuestro, el publicista asume que su vida corre peligro y que su éxito o fracaso depende de la voluntad exclusiva de su cliente, a menudo en la figura de un brand manager, un gerente de mercadeo o un director general. No es de extrañarnos que, por este temor, los publicistas nos hayamos convertido en una suerte de people pleasers, y que por ello, no alcancemos con frecuencia nuestro máximo potencial de contribución efectiva. En esta profesión se confunde mucho el ser servicial con el ser servil.

Igualmente, no son pocos los clientes que actúan como captores y que prefieren dominio y control total, enajenando la libertad creativa, el entorno propositivo, el ambiente propicio para la generación de ideas e iniciativas. Bajo el efecto del síndrome de Estocolmo, no somos pocos los que hemos caído en un momento u otro, en la trampa de hacer lo necesario para complacer a quien nos domina. Los rehenes tratan de protegerse en el contexto de situaciones incontrolables, en donde tratan de cumplir los deseos de sus captores. ¿Suena conocido? ¿Explica esto la conducta que a menudo vivimos gerentes, creativos o ejecutivos? ¿No es a menudo así entre subordinados con sus jefes?

En esas situaciones en las que nos hemos visto todos, no es de extrañarnos que el gerente de mercadeo silencie frente a su jefe y nos deje morir solos en una presentación, cuando la campaña está fuera de estrategia por un brief mal entregado o bien cuando él aprobó previamente.
En una cultura en donde se privan las libertades, y se ejerce autoritarismo con la frase “porque soy el cliente”, es normal observar miedo al error, a ser despedidos, a perder la cuenta, a no lograr agradar al captor.

Debido a estas circuntancias, quienes tenemos algún grado de autoridad, debemos cuidarnos de no generar involuntariamente estas condiciones y por esto, la tolerancia es una condición necesaria. Igualmente, en nuestras relaciones con personas en una posición de autoridad, debemos cuidarnos de evitar el temor y la frecuente cobardía que se genera cuando nos sentimos en peligro de perder.

Sepamos distinguir cuando la lealtad se confunde y se entrega a un abusador más poderoso, y observemos con atención el estado de todas nuestras relaciones. La esclavitud económica existe y por esto, solo se encuentra salida en la valentía y la confianza personal.

¿Padecemos de algún grado del Síndrome de Estocolmo? En tu condición de parte de un equipo de trabajo, del lado del cliente o de la agencia, ¿estás en relación con algún secuestrador de tu talento y verdadero potencial? ¿Será que dócilmente optamos por la seguridad que nos ofrece decir y proponer lo que agrada?

Sobre el autor de este texto
Hermann von der Meden es director regional creativo de BBDO en Centroamérica.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Tendencias del comercio

Tendencias del comercio electrónico para 2022

Son cada vez más las empresas dentro del entorno del comercio en línea que buscan aprovechar el crecimiento constante de los usuarios activos en internet para transformarlos en potenciales clientes.