Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

El rol de la publicidad en la era de la web 3.0

La publicidad y empresas tendrán que reordenar sus prioridades, ya que en la web 3.0 la transparencia y ordenamiento de información brindarán cualquier información al consumidor para conocer a las marcas.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
C-Commerce
  • Con la web 3.0, las empresas tendrán que renovar sus valores y cultura debido a la transparencia y organización que brindará la semántica.

  • Los internautas tendrán información más veraz y organizada; no habrá espacio para la duda.

  • Con la economía 4.0 y la web semántica tanto empresas como consumidores tendrán la posibilidad de tener una “relación” más cercana a partir de data y transparencia.

La evolución de la web está marcada por la tecnología, inicio con la web 1.0 donde los usuarios solo eran espectadores, no podían modificar la data; la web 2.0 o web social llegó en 2004 donde los usuarios pueden controlar los contenidos, su información y aparición en plataformas, y ahora, se está popularizando la web 3.0 como una red mundial que estará dotada de más significado o semántica tanto para máquinas y humanos. En ese entorno, la publicidad y “las empresas van a tener que entrar en una etapa de renovación de valores y cultura socialmente mucho más rápido de lo que imaginamos”, apuntó Martín Fernández, General Manager de another.

Y es que la web semántica es una de las tecnologías de información y comunicación que más bondades promete a los internautas como: organizar la información, donde la duda y la redundancia no tendrán lugar; reducirán costos y tiempos de investigación para localizar información y establecerán reglas para integrar información en distintos formatos, es decir, veremos un internet más organizado, transparente y con resultados más precisos.

De acuerdo con Javier Salazar Argonza en su artículo académico “Estado Actual de la web 3.0 o web semántica”, la introducción de la Inteligencia Artificial a la web permitirá que las personas empleen búsquedas en lenguaje natural y minería de datos.

“La web semántica define un nuevo modelo web, con una capacidad muy superior a la que conocemos actualmente, regido por los principios de las búsquedas semánticas y la IA”, dice en su texto. 

Con ello, la idea de sobreinformación se eliminará el internet se volverá una enciclopedia con organización, las computadoras podrán gestionar el contenido: sin saturación de información, ya que la semántica dotará de significado a las búsquedas y al contenido textual.

La tecnología semántica ya tiene espacio en las acciones marketeras de las empresas, sobre todo los medios de comunicación y el eCommerce, por ejemplo: Amazon utiliza inteligencia artificial para hacer recomendaciones a sus clientes, basadas no sólo en sus propias historias de navegación o compra, sino en el comportamiento de los clientes.

A decir de Gonzalo Rodríguez, Director de Marketing Regional de Lino, una de las grandes tendencias del eCommerce es justamente la introducción y avance de la IA para que los sitios sean lo más inteligentes posibles.

“Así cuando vos ingreses a los sitios, la propuesta de valor esta cada vez más personalizada (…) trabajar en tecnología en poder entender a los clientes, en ofrecerles productos que cuando entres al sitio digas esto es claramente lo que estaba necesitando o no… pero lo quiero, me gusta y me lo quiero llevar”, explicó.

¿Qué papel jugará la publicidad en la web 3.0?

Para Martín Fernández, General Manager de another, “la web 3.0 va a ser clave en asegurar la credibilidad de estas empresas y validar de alguna manera que la comunicación sea coherente con los valores, lo cual es cada vez más importante para las nuevas generaciones”.

Y es que la responsabilidad social de las empresas ya es un most para cumplir con las expectativas del consumidor, quien es más conciente, exigente y responsable de su realidad social.

“El avance tecnológico que hoy permite a los compradores acceder a un sinfín de opciones en el mercado, ha generado la aparición de un consumidor cada vez más exigente que espera encontrar soluciones de mercado completamente adaptadas a sus necesidades y gustos específicos”, dijo Camilo Reina, Chief Marketing Officer de Tul.

De acuerdo con un estudio de IBM desarrollado en colaboración con la National Retail Federation (NRF), los consumidores de todas las edades y con todo tipo de ingresos pagan sumas altas por aquellos productos alineados a sus valores personales.

“El 70 por ciento de los consumidores que compran teniendo en cuenta estos valores paga una cantidad adicional de un 35 por ciento más por sus compras sostenibles, ya sean productos reciclados o ecológicos”, puntualizó IBM.

Martín Fernández, General Manager de another apuntó que las empresas tienen mayor credibilidad de los gobiernos y entes estatales. En ese sentido, la web 3.0 es una oportunidad para remarcar los valores.

La aseveración se comprueba con el Ranking Mitosfsky de confianza en México: instituciones donde los partidos políticos, diputados, sindicatos y senadores tienen confianza baja; mientras los empresarios se encuentran con una confianza media y las redes sociales con confianza alta.

“Por ejemplo, si una marca comunica que su producto soluciona la calvicie y que dona el 50 por ciento de sus ganancias, en un futuro muy cercano eso va a poder ser validado y auditado por todos los consumidores de manera pública”, apuntó Martín Fernández.

En ese sentido, la tarea de las agencias radica en trabajar con marcas más honestas y perseguir objetivos adicionales a las ventas: la publicidad tendrá que llenarse de valores y congruencia.

La web 3.0 aparece y parece que tomará más fuerza en un momento donde la economía 4.0 toma fuerza, que “refiere al uso de la tecnología y los datos para automatizar procesos que van desde lo comercial hasta la hiper personalización del mercadeo”, apuntó Camilo Reina, Chief Marketing Officer de Tul.

En esa revolución de técnicas avanzadas de producción y operaciones con IA, la publicidad tendrá la posibilidad de tener acceso a tiempo real a los datos y a la inteligencia de los mercados y al mismo tiempo con la web 3.0, los consumidores podrán verificar que los procesos son integrales, congruentes y transparentes.

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores