Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Publicidad: Publihistorias

Todas las casas reales en el mundo tienen una lista de proveedores, marcas que presumen el hecho y gozan de prestigio entre los consumidores locales. Incluso las casas reales de Asia.

Compartir:

Tailandia es una monarquía desde hace más de 700 años y aunque como muchas monarquías del mundo se ha convertido más en un orgullo y tradición más que una institución que ejerza con la autoridad de una monarquía como en otras épocas. A los proveedores de la casa real se les permite poner una estatua sinónimo de la monarquía en sus edificios sede.

Osotspa desde sus inicios se convirtió en proveedor de la casa real tailandesa, aunque fue hasta 1959 cuando el rey Bhumibol Adulyadej Rama IX, otorgó el permiso real a la empresa para utilizar el emblema del Garuda Real como distinción por ser un reconocido proveedor de la casa real.

Garuda es un ser mitológico mitad ave, mitad hombre que al dios Rama, al ser el rey tailandés descendiente de Rama, Garuda se convirtió en un símbolo real. Fundada en 1891 con el nombre de Tek Heng Yoo y era una pequeña farmacia en la ciudad de Bangkok. Su fundador el señor Pae, inmigrante chino, vendía como uno de sus productos principales un antidiarreico hecho con los conocimientos de la herbolaria tradicional china, de nombre Krisnaklan Trakilane que entre sus principales clientes tenía al cuerpo elite de fuerzas militares del rey, Vajiravudh, RamaVI.

La medicina del señor Pae resultó importante en la lucha del gobierno tailandés en contra de la disentería por lo que el empresario farmacéutico recibió del rey en 1931 la medalla real del tigre como reconocimiento a su labor y también le concedió el apellido Osathanugrah que significa: el proveedor de medicinas en tailandés. Apellido que los descendientes de Pae han conservado. La empresa continúa siendo una empresa familiar.

En 1932 cambió su nombre por el de Farmacia Tek Heng Yoo y agregó a su catalogo de medicinas nuevos productos incluyendo las pastillas para la garganta y la tos Botan y Tamjai que es su marca de aspirina.

En 1949 al ampliar sus instalaciones de producción y tener que aplicar un nombre empresarial, la empresa cambió por su nombre actual Osotspa, en la década de los sesenta Osotspa decidió ingresar al mercado de las bebidas energéticas y lanzó al mercado la bebida M-150 su producto emblema hasta la fecha. En 2018 M-150 fue reconocida como una de las marcas más poderosas de Tailandia, esto es una de las marcas con mayor reconocimiento y aceptación en la nación asiática.

M-150 no es la única marca de bebida energizante de Osotspa que se ha especializado en ese nicho. Som in Sum es otra de las marcas de Osotspa, así como White Shark, M-Storm, Lipovitan-D es otra popular bebida energizante cuya licencia para distribuirse en Tailandia posee Osotspa, originalmente esta bebida rica en taurina es de origen japonés y precedió en el mercado por catorce años a la famosa Red Bull.

Osotspa tiene además presencia en el mercado de las bebidas deportivas con electrolitos y otras a las que llama bebidas funcionales que contienen peptina, que de acuerdo a la publicidad de la marca ayuda a absorber las proteínas y potencializa la actividad cerebral, así como otras que ayudan a quemar grasa, un tercer grupo de bebidas con vitamina C y un yogurt con lactobacilos.

Así como una serie de productos para cuidados personales; cremas, desodorantes, talcos y marcas exclusivas para las mujeres. Entre sus más recientes lanzamientos se encuentra un talco energizante que contiene marihuana. Además de una fábrica de vidrio que satisface la demanda de botellas para las bebidas de Osotspa y de los complementos farmacéuticos que le dieron origen. Osotspa tiene presencia en 39 países en los cinco continentes. En 2021 Osotspa cumplió 130 años de existir.

Su actual director Petch Osathanugrah, nieto del fundador y quien junto con su hermano Ratch son dueños del 40% de la empresa., es un amante del arte y creó el Museo de Arte Contemporáneo de Bangkok.

Otros artículos exclusivos para suscriptores