Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Publicidad colaborativa para el arte

Santiago, Chile.- Como publicidad colaborativa es catalogada por algunos de sus integrantes, la muestra que reunió a varios artistas en torno a la creación de diseños y arte en vivo, en conjunto con una conocida marca de cerveza.  Una buena iniciativa para los creadores que, a veces se auto marginan de los mercados por la connotación netamente comercial.

Entre los expositores para esta oportunidad, se encuentra Arthunter es una plataforma que tiene como objetivo exhibir, vender y promocionar el arte contemporáneo nacional en el país y en el extranjero, potenciando a las figuras jóvenes. Además asesora a los inversores que estén interesados en el arte. Como la idea es promover de otra forma, una de sus creadoras, Macarena Timmermann, afirma en su sitio que se enfocan principalmente en las ferias y actividades de exposición.

En ese contexto, el sitio fue invitado a participar en “Grolsch House” durante cinco días en los que se exhibieron varias obras de artistas emergentes, cumpliendo una vez más con el objetivo propuesto.  El sitio está abierto a recibir propuestas de artistas interesados en trabajar con ellos.

Grolsch House noviembre 2013 BazarED from Grolsch Chile on Vimeo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Campeón

Un campeón del mundo en cada hijo te dio

Entrada la adolescencia, imaginaba ser cronista deportivo e imitar a don Fernando Marcos y sus cuatro palabras; a los 13 años no tenía duda, yo sería un futbolista profesional.