CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Publicidad: Activismo creativo

Hasta ahora, la idea de activismo creativo era clara, pero ya es tiempo de cambiarla.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
creatividad

La Western Washington University define al activismo creativo como “darle personalidad a una protesta”. Al final, defiende, ¿qué impacto tendría una lucha social sin algo único y especial que refuerce su mensaje?

Pero la situación actual hace el entorno más complejo. No solo hay varias luchas sociales que claman una solución. Las exigencias de los consumidores son más duras. Y las empresas buscan desesperadamente establecer lazos genuinos con el público. En este contexto, es necesario darle un mejor significado.

¿Oportunidad u obligación?

Un estudio de Havas Media apunta que, en 10 años, solo sobrevivirán menos de una tercera parte de las marcas que hay en la industria. Todas ellas serán activistas.

Nicko Nogués, fundador de Miracle y activista creativo, hace eco de esta cifra. Apunta que “la agenda actual demanda la acción de las empresas para formular estrategias que den igual importancia al proteger la Tierra que al impulsar la economía”.

Hay ventajas de defender causas sociales populares. Sprout Social dice que siete de cada 10 consumidores creen que es crucial que las marcas tomen una postura definida en temas sociales y políticos. Además muchos recomendarían a la empresa a amigos y familiares si comparten su visión.

Lo anterior llevaría a las empresas a elegir las causas de activismo creativo más populares para ganarse tanto el cariño del público como un lugar en el futuro y “pagar la deuda” que se le debe al resto del mundo y el entorno.

Marcela Berlanga, COO de Dentsu Aegis Network México.

Pero sería una forma equivocada de actuar, según Marcela Berlanga, COO de Dentsu Aegis Network México. La experta cree que “la decisión sobre el comportamiento de una marca no nace desde ‘¿dónde tengo el mayor impacto social?’; nace de ‘¿cuál es el comportamiento honesto?'”.

Autenticidad, al centro

Tiene sentido que una marca no pueda “elegir” las causas que defiende. Al final, como cualquier activismo, el que ejercen marcas, empresas y expertos de marketing debe estar respaldado de un deseo auténtico de cambiar el mundo.

Tannia Rodríguez, business intelligence en Alquimia, dice que “en la medida que las marcas canalicen el cambio que necesitamos, en esa medida podemos lograr mayor relevancia, despertar interés activo, prueba de marca y recomendación”.

“El futuro como humanidad será consecuencia de los excesos del pasado. ¿Cómo cambiar para ser una especie relevante mañana? La creatividad para generar más conciencia es parte de la solución”, Nicko Nogués, Fundador de Miracle y activista creativo.

Al final, las empresas no pueden separar su meta de negocio de su fin social. La primera debe vivir en la segunda. No solo por autenticidad. También para la continuidad del proyecto. Para saber que la lucha seguirá a futuro, pues está incrustada en la razón de ser de la organización.

Otros artículos exclusivos para suscriptores