Con granadas y fusiles, Prosegur sufrió el mayor robo en su historia

Al menos 50 delincuentes (algunas fuentes hablan de 100), participaron de un ataque con armas pesadas a la sede que Prosegur tiene en Ciudad del Este, la localidad paraguaya ubicada en la Triple Frontera de ese país, Argentina y Brasil. El robo, considerado a esta hora como el mayor de la historia de Paraguay por su envergadura y también en la de la transportadora de caudales de origen español, terminó con una persona muerta y cuatro heridas. Además de incendiar 15 vehículos cargados con municiones como distracción. Se habrían llevado al menos 40 millones de dólares. Para ingresar, los atacantes redujeron a los guardias que custodiaban el lugar con al menos cinco bombas muy potentes volaron la fachada del edificio para entrar y se defendieron de la Policía con una ametralladora antiaérea calibre .50, entre otras armas.

Foto: ABC Paraguay.

La banda, cuyos integrantes fueron escuchados hablando portugués y se sospecha que sean miembros de la peligrosísima organización brasileña Primer Comando de la Capital, escapó hacia el norte. Por el peligro de posibles explosivos sin detonar en las calles en medio de un intenso operativo policial, las autoridades suspendieron las clases en las escuelas de Ciudad del Este. El presidente Cartés, en tanto, ordenó el despliegue de las fuerzas militares.

“Aproximadamente cuatro bombas se encontraron alrededor de Prosegur, estamos buscando más”, dijo el comisario Richard Vera, jefe de Homicidios de la Policía de Ciudad del Este, a ABC.

En las redes sociales, la noticia se convirtió en tendencia Global. Tanto “Prosegur” como “Ciudad del Este” treparon rápidamente a partir de las noticias que se comenzaron a expandir en la web.

En el momento del ataque, búsquedas de Ciudad del Este y Prosegur en Google Trends.

Más detalles: ABC. py Evidentemente la sucursal de Prosegur de Ciudad del Este era un blanco esperable. En julio de 2014, los Agentes de Delitos Económicos de Paraguay calcularon que un túnel de 300 metros que hayaron cerca de la sede costó dos millones de dólares. Era para financiar la excavación que apuntaba a robar a la empresa unos 100 millones.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.