Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Libertad de culto y la derrama económica de los nacimientos

El debate sobre la propuesta de eliminación de nacimientos en Yucatán ha sido pospuesto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Compartir:

  • El debate en torno al nacimiento en el Municipio de Yucatán podría generar un impacto bilateral a gran escala.

  • México es uno de los países del mundo con mayor porcentaje de creyentes, con un 71 por ciento.

  • Como parte de las fiestas navideñas, se estima una derrama económica de 500 mil millones de pesos.

En los últimos años se ha puesto sobre la mesa el tema de la destinación de recursos públicos a festividades de corte religioso y su prohibición; no obstante, existen muchas aristas que podrían obstaculizar la realización de esta iniciativa, destacando en primer plano la derrama económica de los nacimientos y las festividades navideñas.

Además, la crítica que se ha realizado ante esta nueva postura por parte de sociedades civiles afiliadas a la Iglesia Católica acrecentarían el marco de discusión. Separar en términos constitucionales los conceptos de libertad de culto y Estado laico será esencial para llegar a una resolución una vez que comiencen los debates.

Y es que, en un país con gran diversidad cultural, es natural que exista un problema, pues muchas de las festividades son financiados por el Estado, incluso si estas son religiosas. ¿Cuáles serían las implicaciones de proponer una iniciativa que prohibiera destinar dinero del Gobierno a tradiciones de culto religioso?

Recordemos que México es uno de los países en el mundo con un porcentaje arriba del promedio en cuanto a creyentes religiosos.

Gráfica países más religiosos

Eliminación de nacimientos en espacios públicos

Hace dos años, habitantes del Municipio de Chocholá en Yucatán realizaron una demanda para buscar prohibir la instalación de nacimientos navideños en espacios públicos, amparándose en 2020. Dicha propuesta surge a partir de uno de tres amparos promovidos por la organización Kanan Derechos Humanos de Yucatán. Esto luego de que las autoridades instalaran un nacimiento en el palacio municipal. Según lo dicho por la comunidad, la instalación de imágenes de corte religioso viola los principios constitucionales enmarcados en el Estado Laico.

La molestia de los habitantes fue que este nacimiento había sido financiado con dinero del erario público, señalando a la administración. Al momento, el amparo 216/2022 se encuentra en revisión. Sin embargo, el día de hoy, miércoles 9 de noviembre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) iba a realizar un debate en torno a esta propuesta. No obstante, minutos antes de que comenzara el análisis del proyecto de sentencia del ministro Juan Luis González Alcántara, este fue pospuesto y relegado a la lista de espera de la SCJN.

La revisión de la iniciativa causó molestia entre millones de creyentes quienes han considerado esto como un atentado a la libertad de expresión y contra la Iglesia Católica. Comunidades religiosas han exigido a la SCJN desechar la sentencia de manera definitiva.

Voceros del Frente Nacional por la Familia, así como de La Conferencia del Episcopado Mexicano, han expresado su inconformidad haciendo un llamado hacia una protesta pacífica, entre la que se incluyó el montar un nacimiento afuera de instalaciones de gobierno.

No obstante, valdría la pena preguntar cuáles serían las verdaderas implicaciones ante una posible aprobación de esta iniciativa a gran escala.

Libertad de culto y la derrama económica de los nacimientos

¿Es constitucional?

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 130, remarca la separación entre los dos poderes De la misma manera, la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público señala en su artículo 3 que el Estado mexicano es capaz de ejercer su autoridad por encima de las manifestaciones religiosas en lo relativo a “las leyes, conservación del orden y la moral públicos y la tutela de derechos de terceros”.

Teniendo en cuenta que el amparo resolvería el tema sobre el Estado laico, la discusión parecería dirigirse hacia uno de los extremos. Por definición la libertad de culto responde sólo a funcionarios y no a particulares. Es decir: las secretarías, los ayuntamientos, y las demás dependencias de gobierno no cumplen con esta característica al no ser clasificados como personas. Del mismo modo, se añade que estas instituciones trabajan a partir del presupuesto de egresos públicos, por lo que, teoricamente, la propuesta tendría bastante peso ante la ley.

En pocas palabras, que esta iniciativa sea aprobada no elimina la posibilidad para los hogares de la libre expresión de culto en propiedad privada. Lo que se evitaría sería todas aquellas propuestas, como los nacimientos en las alcaldías, que se realizan con presupuestos del Estado. Por ello, no se estaría atentando contra la libertad de culto en términos legales, porque se apelaría a lo dictaminado en torno a la laicidad del Estado. La iniciativa privada tampoco se vería afectada, pues no trabaja directamente con recursos del Gobierno.

Con ello, la sentencia no prohibiría ni la Navidad, ni las expresiones religiosas, sino que a gran escala limitaría la participación de recursos del Gobierno.

Además, habría que aclarar que, tal y como lo comunicó el cofundador de Kanan Derechos Humanos, a The Associated Pres, este mandato aplicaría sólo para el ayuntamiento del Municipio de Yucatán, sin embargo, de funcionar podría ser un parteaguas para una nueva reforma que aplique para todo el país.

Semana Santa y derrama económica

Frente a esto, se halla el tema de la derrama económica, pues si bien es cierto que dentro del marco constitucional es muy claro que existirían limitantes para colocar figuras de culto religioso, también se prohibiría la participación del Estado mexicano en eventos a gran escala.

Como ejemplo, podríamos agregar dos de los más significativos. La villa navideña del Pueblo Mágico de Atlixco y el Viacrucis en la alcaldía Iztapalapa.

En el caso de la primera, se destinas millones de pesos para su creación, y según cifras del propio gobierno local, en la edición de 2021, la derrama económica fue de 180 millones de pesos mexicanos.

En el caso del Viacrucis, se destina parte del presupuesto según la organización del comité en turno, lo cual incluye aspectos como bocinas, utiliería, escenario, pantallas y mucho más. Según lo reportado por medios locales, el presupuesto destinado durante 2019 fue de casi 4.8 millones de pesos, mientras que durante 2016 se aprobaron cerca de 16.7 millones de pesos.

Finalmente, se sabe que la derrama económica de las fiestas navideñas en México, en total, es de aproximadamente 500 mil millones de pesos, por lo que esta decisión, de replicarse a gran escala, también podría significar un impacto negativo para el país.

 

 

 

Ahora lee:

¿El más caro?; inversión en el Mundial de Qatar y la proyección del ROI

Regulación y gentrificación; impacto económico del nómada digital

Paquete inflacionario permitiría nuevo aumento al salario mínimo

Transparencia en Tren Maya; ¿se conoce el plan de publicidad exterior?

Otros artículos exclusivos para suscriptores