Para nadie es aun secreto. La pandemia azotó con especial fuerza a una nueva parte de los negocios a nivel mundial.

El golpe no distinguió categorías, tamaño o ubicación; en menor y mayor medida las mayoría de las empresas se vieron afectadas.

Impacto en las no esenciales

Para las empresas consideradas como no esenciales los efectos han sido especialmente negativos por el cierre de sus operaciones .En un reciente reporte, Oxfam México ha calculado que alrededor de 3 millones de empresas de sectores no esenciales se verían potencialmente afectadas en el corto plazo a consecuencia de la caída en la actividad económica.

El impacto no es menor, si consideramos que en el país, estas compañías generan cerca de 1.2 mil millones de pesos al año, lo que les permite emplear a cerca de 28 millones de personas, cifra que corresponde con el 47 por ciento de la Población Económicamente Activa, de acuerdo con cálculos realizados por Oxfam México con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con esto en mente, muchas empresas del rubro se han visto obligadas a reinventar su negocio y adaptarse a nuevas demandas para sobrevivir.

Nacimiento de nuevas productos

De esta manera, mientras el COVID-19 podría llevarse consigo a muchas marcas que vieron en este periodo de crisis el inicio de su final, la realidad es que también motivó la creación y nacimiento de nuevas marcas, productos y servicios.

Para muestra basta con revisar algunas propuestas que si bien en otro momento podrían parecer productos innecesarios ahora se encuentran una razón de ser en medio de la pandemia:

Velas para recordar lugares 

Earl of East ha hecho una alianza con la agencia Uncommon Creative Studio y la ONG Hospitality Action han creado unas velas bautizadas como “Scents of Normality” (Aromas de normalidad), las cuales emanan fragancias muy particulares: el olor a bar, el olor a cine y el olor a festival.

El producto tiene la intención de llevar al usuario a una experiencia melancólica en medio del aislamiento que lo mantiene lejos de estos espacios de esparcimiento.

Pijama con forma de camisa

Las videollamadas por cuestiones laborales se convirtieron en la norma, de igual manera que lo hicieron cientos de errores y curiosos descuidos en donde las personas dijeron ver que su apariencia frente a la cámara no era tan formal como se esperaba.

Con esto en mente, la empresa japonesa Whatever Inc. lanzó el proyecto  “Jammies Work From Home”, una combinación de pijama y camisa blanca de vestir para mantener la comodidad de casa y estar formal como en la oficina, la cualestá diseñada para cumplir con toda formalidad a las videollamadas laborales.

Para evitar corona-divorcios

En China, país en el que surgió el coronavirus, se registró un aumento de los divorcios por la cuarentena, según informó de Global Times.

Dicho escenario visto desde la óptica de negocio abrió una oportunidad que ha sido capitalizada por algunas empresas entre las que destaca el caso de Kasoku.

La compañía, que cuenta con cerca de 500 propiedades en su portafolio ubicadas en el centro de Tokio, ofrecen alojamiento para esposos o esposas cansados de estar atrapados en esta cuarentena con sus cónyuges.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299