3 Claves para aumentar la productividad emocional y hacer contenido

Al momento de hacer contenido, una de las problemáticas principales, pero sobre todo más comunes, es el denominado ‘bloqueo mental’. Múltiples profesionales de la mercadotecnia pueden tener la habilidad de poder realizar diversas tareas de forma rápida y eficaz, pero si esto no puede salir adelante puede representar una dificultad de potenciar la estrategia y terminar con la productividad del trabajo.

Para determinar la eficacia de las tácticas implementadas y otorgar valor al usuario se tienen que tomar en cuenta muchos factores para alcanzar el éxito deseado. Uno de ellos es la llamada productividad emocional, cuya modalidad de operación es capaz de obtener un enfoque de trabajo determinado para realizar tareas con base en lo que se requiere por parte del que la implementa y lo que observa de los clientes.

Desarrollar la mente adecuadamente y aplicar conocimientos puede ser vital para mejorar los procesos de venta, cuidando el bienestar de la marca y lo que busca hacia el consumidor, así como el esfuerzo de los empleados que tratan de implementar estrategias eficaces para tener mejores modelos de negocio, sobre todo con una estructura de trabajo digital, la cual ha sido eclipsada por la mayor parte de personas.

Sobre lo anterior, estimados de Cisco indican que los usuarios de Internet crecerán al menos un 62 por ciento para el año 2020 y actualmente y utilizar en diferentes sectores se está convirtiendo en una prioridad para múltiples empresas. Un estudio del grupo de inversión Goldman Sachs estima que para el 2019 el Internet tenga la capacidad de conectar hasta 28 billones de cosas a la web.

Es por esa situación que facilitar el trabajo y mejorar la productividad emocional con métodos de aprendizaje y atención puede ser suficiente para proyectar, organizar, jerarquizar o aprovechar las oportunidades que lleven un negocio al éxito.

Estas son las claves para mejorar la productividad emocional:

  • Mantén activa tu habilidad de enfocarte múltiples áreas de aprendizaje, aunque no tengan que ver con tu área de negocio, puede ayudarte a mejorar y tener perspectiva desde múltiples ángulos.
  • Establece prioridades para hacer trabajos y tareas. Cuando desarrollas un trabajo, tener la atención en los labores más importantes puede ayudarte a terminar de forma más rápida y consecuente tus actividades.
  • No seas multitareas, enfócate en un trabajo para ser más activo y creativo. Cuando no tienes atención en un sólo punto y realizas muchos trabajos al mismo tiempo, tu productividad es molestada. Elimina este punto.