7 tips que potencian al infinito la creatividad en tus proyectos

Como bien sabes, uno de los objetivos primordiales del marketing es la elaboración de contenidos y mensajes de valor que sean capaces de atrapar la atención las personas, para lograrlo, el ingrediente principal es la creatividad.

La creatividad se desarrolla y expresa en el mundo entero, pero en 2015 el Ranking del índice de creatividad colocaba a Australia en el primer puesto, con un puntaje de índice de 0.970, seguido por los Estados Unidos en el segundo (0.950), Nueva Zelanda en tercer lugar (0.949 ), y Canadá cuarto (0.920).

A continuación se enumeran siete recomendaciones para que tus procesos creativos alcancen los índices que esperas y tus proyectos profesionales obtengan los mejores resultados.

1. Lluvia de ideas, ¿sí o no?
Los procesos de brainstorming son muy populares, pero no son recomendables en todo momento para acrecentar la creatividad. El psicólogo Keith Sawyer, de la Universidad de Washington, ha declarado que ello inhibe la concentración real de las personas y genera que no todos desarrollen su creatividad a la par. En ocasiones es mejor construir ideas en lo individual y después exponerlas en sesiones de equipos de trabajo.

2. Desarrollarse con una buena actitud 
Los pensamientos positivos se deben de intercalar con los procesos de desarrollo de ideas. Una buena actitud ante los retos que se presentan, es capaz de hacer que el cerebro adopte un estado de disposición capaz de propiciar la creatividad.

3. Hay que improvisar
En el desarrollo de ideas hay que saber tomar buenas decisiones al vuelo y expresarlas de manera correcta. Cuando la mente se encuentra concentrada el cerebro es capaz de ir más allá y plantear ideas que pueden ser brillantes. Piensa en este proceso como si se tratara de una lluvia de ideas, pero para ti mismo. Los comediantes, por ejemplo, son capaces de construir actuaciones geniales con base en la improvisación.

4. Saber debatir
Confrontar ideas con los demás y saber defenderlas con argumentos sólidos se traduce en en conceptos estructurados y justificados que dan paso a ideas creativas que se pueden aplicar en los proyectos de marketing. El debate se convierte también en un proceso de autoconocimiento.

5. Trabajar con desconocidos
Brian Uzzi, sociólogo en la Northwestern University, hizo  un estudio con diversos grupos musicales y se dio cuenta de que los mejores  conjuntos eran los que mezclaban a ejecutantes que ya se conocían con los que se acababan de integrar. Si sólo se trabaja con conocidos, los procesos creativos tenderán a ser repetitivos y no habrá un enriquecimiento de ideas.

6. Descansar bien 
Para nadie es un secreto que el descanso es fundamental para que la mente se regenere. De nada sirven las jornadas maratónicas porque llegará el momento en que ya no surjan nuevas ideas, sino que llegará el hartazgo.

7. Conocer las propias limitaciones
Aceptar que no se es bueno en cada campo creativo o reto que se presente ayudará a saber pedir asesoría de aquellas personas que sí son expertas en la materia. Nada como el autoconocimiento y saber aceptar las áreas de oportunidad para potenciar los propios alcances creativos.