Posiciona tu marca con un domino .MX y compite a nivel local y global

Utilizar un dominio .MX ayuda a que la búsqueda en Internet sea más natural

La relación entre las direcciones IP y los nombres de dominio .MX se resguarda en la base de datos del Registry .MX quien es responsable de garantizar su disponibilidad en todo momento

Casi 865 mil sitios web en México utilizan un dominio .MX, lo que les permite una mayor visibilidad entre los buscadores más empleados en Internet, así como una mayor identificación en el mundo digital.

Si bien no es una cantidad acorde con el número de habitantes en México (127.5 millones de habitantes, de los cuales 70 millones son usuarios de Internet), el número de dominios .MX irá en aumento conforme Internet tenga una mayor relevancia dentro de la economía nacional.

Así lo consideró José Ernesto Grimaldo, manager de Registry MX, quien destaca: “utilizar un dominio .MX ayuda a que la búsqueda en Internet sea más natural. Hay algunas tecnologías que detectan tu ubicación a través de tu IP y arrojan resultados más cercanos a tu posición. Además, si estás en México, es posible que el buscador te arroje resultados de los dominios .MX de forma prioritaria”.

Esto si el alcance es en un mercado local, pero a nivel global, el dominio .MX ayuda a identificar naturalmente que la marca es originaria de México.

“Es relevante que puedas hacer click con tu audiencia, y el .MX hace una conexión inmediata con los mexicanos al relacionarse directamente con el país”, agregó Grimaldo.

Un ejemplo de lo anterior puede ser Amazon, que al llegar a México decidió usar el domino .MX para que los usuarios, de forma natural, identificaran que la tienda está ubicada y brinda servicio en el país.

Tu sitio web vs Redes Sociales: juega con tus propias reglas

Si bien son productos complementarios en una estrategia digital integral, existen diferencias claves para decidir el uso de un sitio web en o solo una Fan Page o perfil en redes sociales.

Una de las diferencias principales, comenta Grimaldo, es que en tu sitio web “tú eres el dueño y controlas lo que pasa ahí. Controlas completamente la experiencia y puedes decidir qué, cómo y cuándo muestras información, imágenes o video.

“Mientras que en redes sociales”, agrega, “ debes tomar en cuenta las cuestiones de propiedad, ya que de tus imágenes, videos, seguidores… puedes ceder los derechos de uso a cada red social”.

Para ejemplificar lo anterior, Grimaldo emplea una analogía muy práctica:

“Es como si abrieras un punto de venta de tu marca o decidieras entrar a una cadena de autoservicio muy grande, que en este caso, sería la red social. La diferencia es que si quieres colocar tu producto en la tienda grande, te debes ajustar a las condiciones y reglas que el mayorista te pone y tienes que jugar con esas reglas. Pero en tu sitio web, tienes que considerar que si bien tienes todo el control, también será el responsable de generar el tráfico y llevar a las personas a tu sitio. Por ello es que toda estrategia digital debe considerar lo mejor de ambas opciones, redes sociales y tu propio sitio web”, concluyó.