x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Por un botón en una zona inapropiada, Hasbro retira esta muñeca del mercado

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Hasbro ha reconocido que “la ubicación del sensor puede ser percibida como inapropiada” por lo que decidió retirar el juguete del mercado.

Ante la exigencia del consumidor sobre el rol que juegan las marcas en la construcción de un mundo mejor, ahora todo parece estar en tela de juicio y el mejor ejemplo es lo que ha sucedido con Hasbro en días recientes.

La marca ha tenido que retirar del mercado una muñeca por colocar un botón de reacción en una zona poco apropiada.

Lo hechos

Se trata de la muñeca Poppy, la cual se basa en la protagonista de la película animada Trolls World Tour, misma que cuenta con algunos sensores de acción que reaccionan al tacto.

El problema surgió luego de que la consumidora identificada como Jessica McManis, publicará un video desde sus redes cuáles en donde acusa la ubicación de este botón que localizado entre las piernas del juguete y debajo de la falda, al ser tocado provoca que la muñeca “jadee y ría”.

Mediante un video en el que se muestra el funcionamiento del juguete, McManis indica que el peculiar botón puede mandar un mensaje equívoco a los niños que normalizaría ciertas prácticas de abuso sexual.

Así, la consumidora molesta expresó “necesita ser eliminado de nuestras tiendas. Nuestra sociedad está condicionando a nuestros niños a pensar que la pedofilia está bien. ¿Qué hará pensar este juguete a nuestros niños inocentes e impresionables? ¿Que es divertido cuando alguien toca tu área privada? ¿Que la pedofilia y el abuso de menores están bien?”.

Esta denuncia no quedo ahí. La consumidora lanzó una petición para que Hasbro retirará de las tiendas este juguete bajo el argumento que la ubicación de un botón que activa efectos de sonido está ubicado en un lugar inapropiado y podría causar “efectos [negativos] a largo plazo en la salud mental-física de un niño”.

La marca responde

Luego de que de 235 mil personas firmarán la petición, la marca emitió postura al respecto indicando, en principio, reemplazaría la muñeca a los afectados por una con el ensor ubicado en otro lugar.

En voz de Julie Duffy, líder global de comunicación para Hasbro, el sensor y función que ha causado polémica “fue diseñada para reaccionar cuando la muñeca estuviera sentada”.

Sin embargo, la firma ha reconocido que “la ubicación del sensor puede ser percibida como inapropiada”.

En este sentido, la reconocida marca de juguetes ha afirmado que “esto no fue intencionado y nos complace brindarles a los consumidores una muñeca Poppy de reemplazo de valor similar a través de nuestro equipo de atención al consumidor”, aseguró Julie Duffy.

Lo anterior es sólo un ejemplo de los pequeños detalles que pueden traer a las marcas grandes problemas en un momento en el que su rol dentro de la sociedad -más allá de las cuestiones de consumo y abastecimiento de productos- para construir una sociedad mejor ha tomado nuevos niveles a exigencia del propio consumidor.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados