CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Por qué los artistas y fotógrafos se sienten abandonados por Instagram 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La plataforma de redes sociales Instagram decidió avanzar en priorizar los videos estilo TikTok por sobre las fotos y miles de artistas se sienten desamparados.

Hasta hace un tiempo, Instagram era una red social para compartir fotografías, de la misma manera que Twitter nació para dar a conocer opiniones y comentarios.

Cuando vio la luz, allá por el año 2010, Instagram incluso buscó conquistar a las comunidades artísticas invitando a diseñadores de renombre a estar entre sus primeros usuarios. De hecho, nombró a su primer filtro como XPro II.

En el libro “Sin filtro: El interior de las Historias de Instagram“, de Sarah Frier, la reportera gráfica especialista en arte dice que el cofundador de la red social, que luego fue comprada por Facebook, Kevin Systrom, quería que Instagram fuese una salida económica para los artistas.

Pero las cosas cambiaron con el paso tiempo y las fotografías comenzaron a perder protagonismo.

Más aún ahora, cuando Adam Mosseri, el nuevo director de la red, publicó a finales de julio un video en el que sentencia a muerte a la imágenes fijas:“Quiero comenzar diciendo que ya no somos una app para compartir fotografías”.

Tiene razón. Basta con entrar a Instagram para ver algunas  fotos, pero también un interminable carrusel de videos cortos verticales. El cambio es notable y lo será aún más.

Mosseri explicó que la estrategia obedece a que “la razón número uno por la que la gente dice que usa Instagram es para entretenerse” y la app va a ir en la dirección de “apoyar esa tendencia” fortaleciendo la presencia de videos.

Así es, el algoritmo de Instagram se olvidó de las fotos.

Mencionando a TikTok y a YouTube como principal competencia de Instagram, Mosseri reconoció que ahora iba a “abrazar” a los videos y que los deberán adaptarse a una serie de cambios “en los próximos meses”.

En un artículo, The Guardian lo expone con el ejemplo de Sam Binding, un fotógrafo aficionado que desde hace años está en la red de fotos (perdón, de videos). A modo de experimento, luego de visitar Somerset Lavender Farm, su esposa subió una serie de fotos a Instagram y a Twitter para ver qué sucedía.

Dos días después, con las herramientas de análisis de las aplicaciones para evaluar el impacto de las publicaciones, descubrió que en Instagram las imágenes tuvieron 5.590 visualizaciones, algo más de la mitad de sus 11 mil seguidores.

En Twitter, en cambio, fueron vistas 5.600 personas, pero allí sólo tiene 330 followers.

En resumen, Instagram ya no prioriza las fotos de Sam, lo que le ha generado dudas respecto de si seguir o no en la red. O buscar un nuevo horizonte.

“Aunque no hay forma de saber cuántos artistas, arquitectos, diseñadores y fotógrafos han abandonado la aplicación, muchos al menos amenazan con hacerlo”, dice The Guardian, y cita al fotógrafo y músico de Liverpool, Reuben Wu, quien tuiteó: “¡Ok, adiós Instagram!” al escuchar las palabras de Mosseri.

Sara Tasker, experta en negocios creativos e Instagram y autora de “Hashtag Authentic: Finding Creativity and Building a Community on Insta gram and Beyond“, le dijo al medio británico que su correo electrónico se llenó de creativos “aterrorizados de que esto significara un retroceso en su exposición”.

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados