Las redes sociales se han convertido en algo más que un espacio lúdico. Ahora son entendidas como un termómetro de diversos aspectos sociales y culturales así como económicos y políticos. En esta última arista, lo que hacen o dejan de hacer los principales líderes políticos en espacios como Facebook, Twitter o Instagram tiene especial resonancia. Tal es el caso del presidente de México, Enrique Peña Nieto, mandatario que por diversa razones y en distintos momentos se ha convertido en protagonista de la conversación en estas plataformas y que ahora está dando de que hablar luego de que desde su cuenta oficial de Instagram se convirtiera en seguidor del perfil “Memelas Orizaba”, cuenta enfocada a generar memes y hacer eco de un sin fin de bromas en la red.

Durante los últimos meses, el mandatario mexicano se ha vuelto especialmente activo en dicha red social al utilizar la función Stories para interactuar con sus seguidores. En dicho perfil verificado (@epn) cuenta con 892 publicaciones, 495 mil seguidores y sólo 57 cuentas seguidas.

Entre estas últimas, llama la atención que el líder político es seguidor de la cuenta “Memelas de Orizaba” perfil que cuenta con 55 mil 300 seguidores y que se dedica a generar, difundir y replicar imágenes de sátira y burla.

Lo anterior llama la atención por dos razones. La primera tiene que ver con que parte de los memes que comparte la mencionada cuenta destacan algunos que involucran a mandatario. De igual manera, se trata de un follow que rompe con la tendencia que el mandatario ha mantenido en la red social desde donde sigue a políticos, actores y deportistas, este es el único perfil que sigue dedicado a dicho tipo de contenido.

Branding en juego

El pequeño pero significativo detalle parece estar encaminado a mejorar el branding del aún presidente de México con una estrategia que apuesta a ser mucho más personal.

Instagram es una de las redes sociales de mayor crecimiento de los últimos 5 años, ganando cada vez más adeptos y tal y como lo demuestra el estudio “World Leaders on Instagram”, los mandatarios a nivel mundial comenzar a hacer “uso de la creatividad y de las nuevas funcionalidades de este canal para mejorar constantemente su comunicación digital, generar un mayor engagement con sus audiencias y optimizar sus impactos en la comunidad”.