El social media marketing se ha convertido en una interesante apuesta con la que un mayor número de marcas ha logrado establecer nuevas formas de interacción.

En un estudio conducido por Social Media Examiner, el aumento en la exposición (increased exposure), el incremento en el tráfico (increased traffic) y desarrollar seguidores fieles (developed loyal fans) son tres de los principales objetivos que se persiguen en las redes sociales cuando se hace uso del marketing.

De esta forma, muchas marcas han podido conectar con audiencias a través de redes sociales, que muestran sus productos como la respuesta a una necesidad del mercado.

Hay dos cifras reveladoras que confirman la importancia de comunicarse con la generación z a través de redes sociales.

La primera es un estudio conducido por Nielsen en donde descubrió que para el 45 por ciento de la generación Z encuestada, confiaba en la publicidad a través de redes sociales.

El segundo dato viene de la mano de Fluent, firma que descubrió que Facebook, Instagram y Twitter eran las redes sociales favoritas para este segmento de consumidores dentro de Estados Unidos.

Converse y su colaboración con Millie Bobby Brown

La actriz de Stranger Things se ha convertido en la mejor aliada de las marcas, quienes recurren a ella como una apuesta con la que han buscado generar mayor empatía con las audiencias cada vez más digitalizadas e interesadas en contenidos como las series transmitidas a través de plataformas de streaming.

Chanel y su colaboración con los hijos de Will Smith

Willow Smith nació en 2000 y su trabajo con Chanel se ha convertido en uno de los más difundidos a través de redes sociales, donde la también influencers ha logrado convertirse en un brazo ganador para la marca de lujo.