• Gensler, de San Franciso, es la firma de diseño de interiores mejor valuada en el mercado

  • Por otro lado, Spector Group es la compañía que ha visto sus cuotas de remuneración crecer a mayor velocidad

  • A finales de 2021 se espera que toda la industria, a escala global, tenga un valor de 121 mil 54 mdd

Los resultados del diseño de interiores pocas veces se conciben como un elemento que pueda existir por sí mismo. Por lo general, este mercado se concibe como parte de otro concepto. Por ejemplo, por sus efectos para fomentar la producción de ideas creativas en marketing. O bien, como una parte visible y tangible de lo que hace única a una agencia o una marca en la industria. Son pocas las veces donde se habla de él fuera de los pocos medios especializados.

Sin embargo, este mercado es uno de los más importantes y de mayor crecimiento a escala global. De acuerdo con Statista, el diseño de interiores podría generar para finales de este año ingresos superiores a los 109 mil 67 millones de dólares (mdd) a escala global. Las principales firmas en el mundo pueden cobrar desde 63 mdd hasta honorarios que lleguen a los nueve dígitos por trabajo. El crecimiento de los líderes también está encima del 50 por ciento anual.

Un mercado atractivo para México

También en el país, el diseño de interiores es una gran oportunidad de negocio. Desde 2014 que este mercado se posicionaba como uno de los de mayor crecimiento en México. Esta tendencia ascendente se puede ver claramente con el claro incremento de exposiciones y eventos alrededor de esta industria. Fernando Lozano, director de TCNA, comentó a Merca 2.0 que éste fenómeno es responsable de que se establezcan eventos como Obra Blanca Expo.

Culturalmente en México, somos un país que siempre está en busca de transmitir ideas, lograr confort, tener bienestar y vivir con estética en los espacios que habitamos. No hay corriente definida, pasamos de un clásico o mexicano hasta moderno o contemporáneo. Asimismo, cada vez más contamos con proyección internacional por los productos y talentos con los que contamos. Y cada vez más líderes de opinión en el país en todos los sentidos del interiorismo.

Barreras a superar en el diseño de interiores

Por supuesto, el que exista un mercado fértil no significa que no haya problemas que se deben resolver. Como en otros lugares del mundo, en México los profesionales deben navegar los retos que pinta Design Docs: gestión de clientes, promoción de actividades y manejar costos. Asimismo, hay que saber subirse a tendencias como el Maximalismo y el uso del estaño como decoración que habla Décor Aid. Para el país, el director de TCNA pinta un escenario peculiar.

Aunque somos una cultura exigente en términos de diseño, también somos conservadores. Una de las limitantes es un temor a “arriesgarse” en cuanto diseño. Numerosas veces hemos visto empresas o comerciantes que presentan propuestas diferentes en sus productos. Pero si es algo muy atrevido en su diseño, color o textura, es probable que el impacto en sus ventas sea menor que otra propuesta tradicional. Esto es un reto en el que tendremos que trabajar.

Oportunidades para entrar al mercado desde otros segmentos

Por supuesto, el diseño de interiores parece, por mera definición, una industria cerrada a unos cuantos. Algo de lo que solamente se pueden aprovechar los expertos más especializados en el sector. Sin embargo, podría haber más chances para beneficiarse de sus actividades de lo que salta a primera vista. Lozano reafirma que hay muchas empresas que no necesariamente están en la cadena productiva. Pero, si están en la etapa final de construcción, hay un chance.

La parte más importante a mi parecer es la logística, el servicio y la instalación. No existe peor producto que el que no está disponible, en el que se hace una inversión y queda mal instalado o presenta una falla en el sistema de instalación. En este sector los tiempos y la buena ejecución son indispensables para tener una sensación de satisfacción después de hacer una construcción o una remodelación. Estos factores son clave para una buena experiencia.