Para la industria de la aviación las cosas no han sido nada fáciles. Con la llegada de la pandemia y las medidas de restricción, empresas como Aeroméxico, Air France, KML o Avianca han visto un golpe duro en su negocio.

Los números no mienten. La baja y en algunos casos nula afluencia de personas en ciertos aeropuertos será elemento para que la mayoría de las marcas de aerolíneas pierdan el 20 por ciento de su valor luego de la pandemia.

Así lo revela el último reporte entregado por Brand Finance, mismo que explica que el sector de la aviación se verá especialmente golpeado por el coronavirus.

“La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha dicho que la mayoría de los transportistas quebrarán dentro de dos meses como resultado del cierre de las fronteras por los gobiernos para contener el brote de coronavirus. Una gran cantidad de líneas aéreas importantes han desembarcado a la mayoría de sus flotas y han anunciado planes para despedir a miles de empleados, ya que ahora enfrentan una crisis como nunca se había visto en la industria aérea”, detalla el documento.

En esta misma línea, un reporte reciente de Cicotur Anahuac, indica que se espera una baja de ingresos por 172.9 mil millones de pesos dentro de esta industria.

El golpe para Aeroméxico

Ante este escenario, firmas emblemáticas de la aviación comercial han visto caer sus ingresos a tal grado que muchas de ellas se han tenido que declara en bancarrota con el fin de reestructurar su negocio.

En semanas recientes, Grupo Aeroméxico dio a conocer que su empresa y unas de sus filiales comenzaron con un proceso voluntario, para reestructurarse financieramente en Estados Unidos, apelando al Capítulo 11 de la legislación de ese país.

El capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos le da la oportunidad a las empresas que operan en esta nación, de poder reorganizarse con el apoyo de las autoridades, para poder enfrentar los problemas financieros que atraviesan.

Esto llegó luego de que Aeroméxico afirmará que llegó a un acuerdo con la canadiense Aimia para obtener un acuerdo financiero de 100 millones de dólares.

Con este movimiento se llegó al acuerdo de extender por 20 años, hasta 2050, el plazo del acuerdo comercia entre Aeroméxico y PLM, una empresa conjunta operadora del programa de lealtad Club Premier.

Cobra factura

Lo cierto es que ahora, esta situación que padece ahora Aeroméxico ha cobrado factura para otra marca que en algún momento, encontró viable invertir en la aerolínea mexicana.

Hablamos de Delta, firma que asumió una pérdida contable de más de mil 800 millón es de dólares durante el segundo trimestre para reconocer el menor valor de sus participaciones en Aeroméxico y LATAM Airlines, firmas que en semanas pasadas se declararon en bancarrota.

Con la esperanza de que las ventas y la capacidad de vuelo sean entre un quinto y un cuarto de lo habitual en el trimestre que corre, Delta afirmó que reconoció un cargo valor de su participación en Aeroméxico de 770 millones de dólares y uno de más de mil 100 millones de dólares por su inversión en LATAM.

Durante los últimos tres año, Delta habría gastado cerca de 3 mil millones de dólares para acumular participaciones en Aeroméxico y LATAM.

En este sentido, vale la pena reconocer que según datos entregados por Refinitiv, el valor de mercado total de LATAM es ahora de 858 millones de dólares, mientras que el de Aeroméxico -en la que Delta tiene un 49 por ciento- es de 133 millones de dólares.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299