Apenas han pasado unos cuantos meses y el 2020 nos recibió con un gran giro de tuerca que nadie esperaba, ni en el más apocaliptico de los escenarios imaginados se esperaba un panorama como el que hoy nos acontece.

La aparición del coronavirus a finales de 2019 ha significado una serie de retos para todas las industrias en general, en este medio hemos sido testigos como día a día todas las industrias se ven afectadas por el virus. Prácticamente todos los escenarios han cambiado y las marcas se ven obligadas a cambiar éste. Las medidas de protección para evitar que el numero de contagios siga su incremento ha llegado a obligarnos a vivir de momento en la reclusión.

Nuevo escenario

la dinámica ha cambiado ahora ver una ciudad vacía, con las calles libres de peatones y negocios cerrados es ya una realidad nuevamente, nos hace recordar lo vivido con la influenza. La ciudad ya no es la que era a inicio de febrero, bulliciosa, furiosa y constante movimiento. La ciudad ya no es la misma que Carlos Monsiváis describió como la ciudad que genera su propia zona prescindible compuesta por esa gente sin oficio, ni beneficio, en el filo de la navaja, entre la sobreviviencia y el delito.

Ahora son cines y centros de ocio cerrados, comercios vacíos. Las medidas tomadas por el gobierno federal y la llegada de la pandemia han dejado secuelas en el país, no solo en su paisaje sino también en su economía.

José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercia, Servicios y Turismo (Concanaco – Servitus), auguró frente al Consejo Coordinador Empresarial que las pérdidas por el Covid-19 llegarán a los 28,000 millones de pesos. Esto en un lapso de entre 17 y 23 de marzo.

Según las estimaciones del presidente el sector de comercio y servicios ya ha perdido cerca de 200,000 millones de pesos, después del cierra de comercios y por la baja demanda de los consumidores. Otras cifras que nos puede plantear la gravedad de la sitaución mexicana es la de Nathan Poplawsky, presidente de la CANACO en la Ciudad de México, según las estimaciones del presidente la CDMX ya tiene pérdidas de 4,189 millones de pesos y que con el paso de los días es probable que la cifra vaya aumentando.

A nivel nacional los restaurantes ya presentan caídas de hasta el 68 por ciento, al tiempo que el sector hotelero tiene pérdidas del 82 por ciento. Sin embargo no todos los rubros de la economía presentan caídas tan drásticas, por ejemplo, los abarrotes hasta ahora solo han reportado caídas del 4 por ciento en ventas, y es justo este sector el que quizá será el menos golpeado por la contingencia, por la distribución de productos.

Otros datos

la industria que sin duda tendrá una fuerte sacudida será la automotriz la llegada del coronavirus y las medidas correspondientes han hecho que el sector prácticamente se pare, compañías como Honda, Toyota, Audi, General Motors, Ford y Fiat anunciaran suspensiones temporales en sus plantes.

Para diciembre de 2019 la industria reportaba un crisis que venía arrastrando des hace 32 meses atrás, la llegada del coronavirus será sin duda un elemento que castigará al sector. México ensambla aproximadamente 3.75 millones de automóviles al año. Solo durante el mes de febrero las compañás que cerrarán produjeron unos 305,000 unidades, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).