¿Plazas comerciales en crisis? Un vistazo a su historia en México

Al reciente derrumbe de una de las zonas de la plaza comercial Artz Pedregal, en el sur de la Ciudad de México, se suma el incendio que ocurrió días después en Galerías Coapa, que permanece cerrado desde los severos daños que sufrió por causa del sismo del 19 de septiembre de 2017.

Hechos como este hacen pensar en la necesidad de garantizar medidas mínimas de seguridad en la construcción de estos espacios de retail que concentran establecimientos de diferentes marcas y se hacen acompañar por lo menos de una tienda ancla.

Se trata de espacios comerciales que retoman el estilo de otros países, como Estados Unidos, y que están por cumplir 50 años de haberse instaurado en México. El primero de estos establecimientos, Plaza Universidad data de 1969 y es obra del arquitecto Juan Sordo Madaleno.

A lo largo de su historia, este lugar ha sufrido diferentes remodelaciones, pero ha mantenido su esencia y constituyó el primer esfuerzo por congregar diferentes tiendas destinadas a un público con mediano poder adquisitivo.

Si el sur de la ciudad fue seleccionado para la construcción del primer espacio comercial de esta naturaleza, la siguiente plaza debía satisfacer las necesidades de la población clasemediera del norte de la capital mexicana, por ello se construyó la Plaza Satélite, nuevamente a manos de Grupo Sordo Madaleno, en 1971.

Para seguir llenando las necesidades de otras zonas de la capital mexicana, en 1980 se inauguró otra importante espacio comercial, Perisur, ubicado mucho más al sur, en la zona de Jardines del Pedregal.

Estos tres establecimientos marcaron la pauta pata que surgieran en la misma ciudad y en el resto de la República Mexicana múltiples conjuntos comerciales que fueron llenando las necesidades de compra de sectores poblacionales específicos para la compra de  múltiples productos.

Galerías Coapa se convirtió, a partir de 1992, en un espacio comercial que llenó las necesidades de compra de la zona del sur este de la capital a través de diferentes establecimientos y restaurantes que eran soportados por las sucursales de Sears y Liverpool, las dos tiendas anclas de la plaza.

Sin embargo, los sismos que sacudieron el sur y centro del país en septiembre de 2017 dañaron severamente la zona donde está asentada este centro comercial que se vio obligado a cerrar sus puertas para atravesar un proceso de remodelación que hoy todavía no concluye y que se pudo haber agravado por un incendio en su interior que hace pocos días provocó la movilización de cuerpos de seguridad.

El caso coincide con el reciente derrumbe de una de las secciones del centro comercial Artz Pedregal, también en el sur de la CDMX, pero más cerca de Perisur. Artz Pedregal fue construido también por Grupo Sordo Madaleno y actualmente se somete a una investigación de las autoridades para determinar las causas del accidente.

Estos dos hechos marcan una probable crisis que se traviesa en la capital mexicana no sólo para espacios comerciales, sino para la construcción de diferentes espacios arquitectónicos que se tienen que enfrentar a severos  estándares de calidad para garantizar la seguridad de sus sus usuarios.

 

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.