Los 4 pilares de una estrategia Growth Hacking

El mundo digital actual ha impulsado diversos cambios en la forma en la que nos desenvolvemos. Las estrategias que se han implementado por mejorar los negocios en el sector digital pueden ser una forma de potenciar los recursos implementados y obtener mayor conversión, sobre todo cuando se hacen tácticas como el Growth Hacking.

Por una parte, nuestra comunicación cambió y la interacción que tenemos entre personas también tuvo drásticos movimientos. Además, si esto se traduce al contacto entre empresas y usuarios, la inmediatez permite una mejor forma de atención.

El número de usuarios en redes sociales e Internet aumenta de manera anual y la tendencia parece no cambiar a futuro. Además, la tecnología permite que esa conexión pueda mejorarse. Según cifras de Eicsson, para el año 2019 habrá 6.1 mil millones de personas conectadas a la red de redes desde un teléfono inteligente, es decir, el 70 por ciento de la población mundial estará conectado desde algún medio disponible.

Cuando las marcas aplican una estrategia de crecimiento digital, generalmente comienzan a utilizar diversas plataformas para aumentar su cobertura con los usuarios. Los mismos están divididos de acuerdo con sus preferencias y tener la mayor parte cierta generará mejor estabilidad dentro de la misma táctica, de forma completa.

El papel que una estrategia de Growth Hacking ha sido fundamental para  impulsar y lograr éxito con recursos limitados, sobre todo con las empresas emergentes y startups. Hoy en día la sociedad no puede imaginar un mundo sin Internet y la misma situación ha impulsado el auge de las plataformas digitales, pues los nuevos emprendedores de la comunidad digital utilizan estos recursos tecnológicos para empezar su camino y fomentar su modelo de negocio.

¿Cómo se puede utilizar una estrategia de Growth Hacking de forma adecuada?

Puedes utilizar de acuerdo a sus cuatro pilares fundamentales:

  • Conocimiento detallado del target y público meta. Conocer a tus consumidores, saber cómo y con qué tipos de marcas interactúan puede ser vital para ofrecer contenido de valor.
  • Imposición de objetivos. Tener objetivos pequeños y puntuales que sirvan para crear una escaleta mayor es el paso principal en esta estrategia. No se puede crear una buena relación con los clientes de la noche a la mañana.
  • Adaptación e implementación de cambios. Los cambios en la era digital llegan inesperadamente, estar al tanto de los mismos puede ayudarte. Aprende y conoce las plataformas en las que te puede llegar a desenvolver.
  • Benchmarking. Una investigación en diferentes niveles con el sector en el que te desenvuelves puede ayudarte para mejorar la competencia.