Philip Morris, Burger King y otras empresas que se están convirtiendo en lo que juraron destruir

Fuente: Twitter

La constante transformación de las industrias arrasa con todo. ¿Quién hubiera pensado que un cadena de comida rápida pueda ser enfocada ahora en un mercado vegetariano?

La premisa de que empresas que se están convirtiendo en lo que juraron destruir es ejemplificada a la perfección por un primer caso: Amazon Go.

Amazon GO

Fue durante enero de 2018 cuando Amazon Go abrió en Seattle el punto de venta físico sin interacción humana en las cajas que asombró al mundo, estableciendo un parámetro para otros gigantes del e-commerce creando un espacio en el que los clientes no usaban efectivo, ni hacían filas, simplemente acudían a la tienda y tomaban lo que querían. El mundo se conmovió con el cambio.

Ahora la firma se ha convertido en lo que buscó combatir: cobrar en efectivo, así que regresará a las bases. Su tienda en un centro de comercial de Manhattan fue inaugurada este martes 7 de mayo y ha atraído la atención porque es la primera de su tipo en aceptar billetes y monedas.

Philip Morris

Otro caso que ejemplifica esto es la cigarrera, pues mientras las ventas de cigarros tradicionales caen, los ingresos de las gigantes compañías tabacaleras también se deterioran.  Lejos que querer frenar esto, Philip Morris está profundizando sus esfuerzos “antitabaco”: a principios de abril, la compañía lanzó la campaña “Año de no fumar”, que alienta a tres acciones: a las personas que no fuman, a que no empiecen, a las que lo hacen, para que dejen de fumar y a las que no pueden dejar de fumar, a “cambiar”, presumiblemente hacia los IQOS.

Burger King

La cadena de hamburguesas no se queda atrás. Burger King acaba de presentar una versión de su clásica Whopper hecha con una hamburguesa vegetariana de la startup Impossible Foods: la Impossible Whopper. Vender carne es su negocio, pero también lo expande a la vida vegetariana.

 

Una hamburguesa de McDonald’s para April Fool’s estaba hecha con pepinillos en lugar de carne. La compañía compartió en sus redes sociales la imagen que para muchos fue lo mejor que había lanzado en mucho tiempo. Las críticas resultaron inesperadas, diciendo que era una excelente idea, aunque era una broma. Es por ello que el movimiento de Burger King no resulta descabellado.

De hecho, una hamburguesa vegetariana de Carl’s Jr. llegó en enero. White Castle vende una versión de la hamburguesa Impossible desde el año pasad y Red Robin lo ha replicado.