x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Philip Morris abandona el negocio del cigarro en México: ¿Es una buena decisión a futuro?

En su papel como una de las dos grandes drogas de alta circulación en el mundo, el cigarro se ha consolidado como un enorme mercado, ¿o no?

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Bigstock-Smoking-cigarro
  • En EEUU, el nivel de fumadores ha ido cayendo de forma constante desde 1996, con ligeros repuntes en la década de los 2000 y los 2010

  • Tanto en México como en el resto del mundo, el consumo de cigarro de combustión tiende a ser más alto entre los hombres

  • Según la OMS, en toda América Latina mueren año con año 122 millones de personas en la región por razones ligadas al tabaco

Ayer, la dueña de Marlboro dio a conocer una noticia fuera de lo común. A partir de una nueva campaña, Philip Morris señaló que empezará a fomentar entre los mexicanos el uso de varias alternativas libres de humo. Es decir, incentivará a que la gente abandone el cigarro y, si aún desean consumir productos de tabaco, que puedan a migrar a otras opciones en su catálogo. El movimiento es parte de un esfuerzo más grande ligado a sus metas de responsabilidad.

Pero también hace que surja una pregunta interesante, ¿qué tan prudente fue la decisión de Philip Morris de dejar el mercado del cigarro? En otras palabras, ¿realmente cuánto dinero hay detrás de la que es, sin lugar a dudas, la presentación más popular de tabaco? Se trata de una pregunta compleja, pues hay varios elementos económicos y de reputación que impactan en el mercado. Sin embargo, es una duda que vale la pena analizar un poco más a profundidad:

México está relativamente libre de cigarro

Si bien no se puede decir que el país no tenga afinidad por esa presentación de tabaco, sí hay un bajo consumo frente a otras naciones en el planeta. En cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), México tenía una penetración de 20.8 por ciento de fumadores de cigarro en 2015. La cifra era, entonces, el doble que en Etiopía, el país donde había menos uso de esta droga. Pero también estaba muy debajo del masivo uso de más de 75 por ciento en Indonesia.

Es muy popular entre jóvenes

Si algo es bien sabido en prácticamente todas las industrias, es invaluable tener una audiencia cautiva joven. Esto porque, con una buena estrategia de retención, pueden convertirse en los consumidores recurrentes de la marca toda su vida. Y en este sentido, el cigarro es popular en México entre la Generación Z. De acuerdo con la Universidad Autónoma de Nuevo León, de 15 millones de fumadores que había en 2016-2017, un cinco por ciento tenían de 12 a 17 años.


Notas relacionadas


Se ha invertido mucho en México para eliminar el cigarro

Gobiernos e instituciones de salud han puesto mucho énfasis en reducir el uso del tabaco en esta presentación, así como prevenir sus efectos nocivos en el público. De acuerdo con El Universal, en mayo pasado la OMS reconoció los esfuerzos de México en la lucha contra el cigarro. Entre las acciones por las que se le premiaron al país, está el cobro de unos 43 mil millones de pesos (mdp) cada año a la industria tabacalera, solo considerando impuestos.

Clientes recurrentes

Es evidente que los consumidores de cigarro en el país son fieles, por llamarles de alguna manera. Excélsior, en 2017, apuntaba que solo el 7.6 por ciento de la población fumadora en el país consume uno de estos productos de tabaco diario. Pero entre ellos, el promedio es de un tercio de cajetilla cada 24 horas. No solo eso, sino que tres cuartas partes pensaban dejar el hábitos, y más de la mitad lo había intentado, pero sin que se llegara a reducir el consumo.

Hay un mejor negocio que el cigarro

En datos de Grand View Research, el mercado global de vapeadores debería de crecer a una tasa anual promedio compuesta de 23.8 por ciento entre 2020 y 2027. En comparación, todo el mercado del cigarro y el tabaco en general crecería en ese mismo periodo en solo un 3.7 por ciento en ese mismo periodo, según la misma firma. Así pues, tiene sentido que Philip Morris esté decidiendo enfocar sus esfuerzos en una forma más moderna de consumir productos.

Pero las barreras probablemente sean similares

Que el cigarro electrónico sea más moderno que su contraparte de combustión, en el largo plazo, podría no significar gran cosa. A finales del año pasado, en Estados Unidos (EEUU), marcas como Walmart y Kroger se unieron a un bloqueo contra este tipo de productos de tabaco, negándose a venderlos. Si bien no hay todavía muestras similares en dimensión dentro de México, sí se han empezado a prender alertas entre varias instituciones de salud públicas.

Otros artículos exclusivos para suscriptores