La personalización se ha convertido en una prioridad para las marcas dentro de sus acciones de comunicación y mercadotecnia. La intención tiene sustento en los beneficios que términos de negocio la empresas pueden conseguir.

Datos publicados por DigitasLBi revelan que el 65 por ciento de los consumidores a nivel global afirman que compran más y con mayor frecuencia cuando las marcas ofrecen experiencias, tanto de comunicación como de ventas, personalizadas.

Aunque hablamos de un eje común que más de un marca ha intentado capitalizar, lo cierto es que son pocas las que logran el cometido con éxito.

Hallazgos del estudio “The consumer conversation” realizado por IBM indica que aún cuando el 80 por ciento de las organizaciones dice tener una visión completa y cada vez más detallada de cada uno de sus clientes, sólo el 22 por ciento de los consumidores perciben que son tratados como individuos por sus marcas.

Entender al individuo, el gran acierto de Aeroméxico

Y es que aunque mucho se habla de personalización, son pocas las marcas capaces de entender a profundidad a sus públicos meta.

Personalizar una estrategia tendría que traducirse en esfuerzos que están diseñados y ejecutados en función de las necesidades de la persona detrás de cada cliente, entendiendo a profundidad sus interese, motivaciones y necesidades para actuar en consecuencia, sin que la acción deba replicarse de manera generalizada para toda la base de clientes meta.

Bajo esta concepción, pensar en marcas capaces de entregar experiencias personales es vital para diseñar campañas relevantes (y efectivas) que se traduzcan en vivencias únicas que para el consumidor, mismas que funcionan como motor para establecer relaciones a largo plazo.

Aeromexico es una de las marcas que ha logrado llevar a la práctica esta compleja ecuación, gracias a su campaña “Personas que son destinos”, misma que gracias al correcto uso de tecnología de punta, trabaja sobre un insight poderoso en que el cliente es entendido como individuo y no como un número más en la base de datos.

A decir de Andrés Castañeda, Vicepresidente Senior de Mercadotecnia de Aeroméxico, “Personas que son destinos es una campaña a través de la cual evolucionamos hacia un manejo de marca especializado y materializamos nuestro concepto de visión única del cliente. Trabajamos en esta campaña porque queremos convertirnos en una marca más cercana, empática y que se ajusta a las necesidades de sus viajeros”.

Más que un simple viaje

La campaña unió las plataformas de Aeroméxico y Google para ofrecer una nueva experiencia a los viajeros, en la que gracias a herramientas abierta como Google Places, en la que es posible crear lugares a partir de coordenadas e identificar estos lugares dentro de Google Maps, los clientes no sólo localizaban un destino, sino a la persona que querían visitar.

La campaña se acompañó de un fuerte componente sociales gracias a que los viajeros podían compartir desde redes sociales los viajes más emocionantes de su vida, con videos personalizados que conecten con sus intereses y preferencias.

De tal manera, tal y como lo indica Castañeda, el objetivo de la ejecución fue “enganchar con la audiencia transformando la experiencia de compra de boletos de un acto funcional a un nuevo paradigma basado en emociones”.

Desde la óptica de la firma, los objetivos fueron incrementar la diferenciación de marca contra la competencia optimizando los niveles de engagement, meta que a pocos días de la puesta en marcha de esta campaña ya suma puntos ganados al sumar 416 millones de impresiones con un total de 41 millones de personas únicas alcanzadas.

Diversos especialistas, afirman que en hablar desde una óptica personal al consumidor es el gran valor que propone y otorga la comunicación uno a uno que exigen las propias audiencias, asunto que no se puede automatizar o trabajar en serie; el tiempo que una marca dedica de manera especial y única a cada consumidor es lo que permite comunicar a las audiencias entendiéndolas como individuos. Esto fue lo que hizo Aeromexico y ahora la marca se coloca como referente cuando de estrategias personalizadas y efectivas hablamos.