• El 42 por ciento de las marcas necesitan mejorar los niveles de engagement con sus audiencias.

  • PepsiCo ha declinado sus intenciones de conquistar el espacio con su publicidad.

  • Este proyecto tendría la capacidad de mostrar anuncios a una “audiencia potencial de 7 mil millones de personas.

Durante la semana pasada, se daba a conocer una noticia que prometía revolucionar el mundo de la publicidad. PepsiCo habría confirmado, según los publicado en Futurism, que estaría trabajando en un proyecto cuyo objetivo era utilizar el cielo como plataforma publicitaria.

Es decir, la empresa buscaría que sus anuncios aparezcan en el cielo de manera simultánea alrededor del mundo, al mero estilo de una película de ciencia ficción.

El movimiento de la marca parecía cubrir una necesidad que más de una marca padece en el mercado actual: la falta de engagement ante la saturación de información y la poca relevancia que sus anuncios alcanzan a los ojos de las audiencias.

Basta con revisar los hallazgos de un reciente estudio firmado por Pitney Bowes, los cuales indican que el 42 por ciento de las marcas necesitan mejorar los niveles de engagement con sus audiencias, en donde la optimización de las estrategias de comunicación parece ser el punto sobre el cual trabajar. El reporte apunta a que el 59 por ciento de los consumidores reconoce que borra los mensajes que recibe de las marcas sin revisarlos al considerarlos irrelevantes.

El cohete que no despegará (cuando menos por ahora)

Si bien convertir al espacio en sin lienzo publicitario podría dar especial alcance a las marcas, lo cierto es que la medida ha generado particular polémica. Diversos especialistas se pronuncian en contra de este posible proyecto con el argumento de lo intrusivo que puede resultar para los consumidores, así como por los desperdicios espaciales que podrían desprenderse con esta actividad.

Fueron justamente estas críticas las que llevaron a PepsiCo a dar marcha atrás al proyecto que, aparentemente, ya trabajaban con la empresa rusa Start Rocket.

Un portavoz de la segunda marca de refrescos más importante a nivel mundial, indicó para SpaceNews que si bien se realizaron algunas pruebas sobre este campo de acción no hay nada concreto y no existen planes para llevar dicha iniciativa a un plano comercial por el momento.

“Podemos confirmar que StartRocket realizó una prueba exploratoria utilizando el logotipo de Adrenaline GameChangers. Fue un evento único, y no tenemos planes adicionales para probar o utilizar comercialmente esta tecnología por el momento”, indicó el vocero de la firma.

El adiós a una audiencia contada en miles de millones

Si bien PepsiCo ha declinado sus intenciones de conquistar el espacio con su publicidad, lo cierto es que es cuestión de tiempo para que otros anunciantes se aventuren a experimentar con esta tecnología, aún cuando la idea ha sido tachada como “imprudente” por diversos científicos quienes han hecho eco de las grandes cantidades de basura espacial que esto puede generar.

Y es que este proyecto supondría para las marcas dar a sus mensajes publicitarios un alcance único a precios relativamente bajos, si se considera la exposición alcanzada.

StartRocket asegura que el CPM (coste por mil visualizaciones) del anuncio sería similar al de un comercial en el canal de televisión más grande de la industria, entre 9 y 15 dólares. AL mismo tiempo se prevé que este proyecto tendría la capacidad de mostrar anuncios a una “audiencia potencial de 7 mil millones de personas”. Con un costo de 9 dólares por CPM, las empresas tendría que destinar 63 mil millones de dólares para alcanzar a esta audiencia