x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Pasos para crear una identidad de marca memorable

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

De acuerdo con datos de Nielsen, citados por Inc., hay más de 500 mil marcas existentes en al menos 2 mil categorías de productos distintas. Esta cifra es una que ayuda a comprender lo competitivo que pueden ser los distintos mercados y lo relevante que puede ser contar con una marca que pueda sobresalir. Como podrás imaginar, son distintos los esfuerzos que se requieren para lograr posicionar una marca, sin embargo, entre los fundamentales se encuentra el tener una identidad de marca que pueda ser memorable para los consumidores. En esta ocasión nos enfocaremos en ese aspecto y compartiremos algunas recomendaciones para desarrollar una firma de este tipo.

De acuerdo con Jeff Bullas, estos son los 6 pasos que las marcas deben seguir para el desarrollo de una identidad de marca que sea memorable para los consumidores:

Investigar bien al público objetivo

Como acción inicial para el desarrollo de la identidad de marca, es importante que se pueda llegar a las personas correctas para tener éxito con todas las acciones. Así que antes de trabajar en la creación de una marca memorable, es necesario saber quienes son los consumidores.

Para esto se necesita tener una imagen clara considerando cuál es su edad, qué tipo de valores tienen, qué les gusta o les disgusta, dónde viven, entre otras cosas.

El proceso de investigación puede ser de lo más sencillo o volverse altamente complicado, todo depende de qué tanto tiempo y dinero se esté dispuesto a invertir. Si ya tienes una idea más o menos clara de quienes son estas personas, puedes aprovechar los recursos para otras acciones, por ejemplo, saber de qué están hablando.

Si los recursos no son un problema para la marca o empresa, se puede recurrir a plataformas de investigación de audiencias. Una de las firmas líderes en este apartado es la ya conocida Nielsen.

Elegir el tono de la marca

Una vez que se tiene un conocimiento al menos básico e la audiencia, es posible pasar al desarrollo de la identidad de marca. Para ello, el primer aspecto consiste en elegir el tono.

Por si no lo sabes, el tono se puede entender como la forma en cómo los usuarios ven a la marca y sus distintos espacios, por ejemplo, el sitio web. Considera los adjetivos que se pueden emplear para describir a la firma para tener un mejor control de la marca. Para ello puedes elaborar un listado de adjetivos considerando si es divertida, seria, inteligente, natural, moderna, urbana, casual, vintage, etc. Lo ideal en este caso es elegir uno o dos adjetivos para crear lo que será la marca.

El ejemplo más claro de cómo los adjetivos describen a las marcas está en el caso de Apple, cuando se le pregunta a las personas cuál es el que más asocian con la firma fundada por Steve Jobs, el primero que destaca es “innovación”. Así como esta, muchas otras marcas tienen adjetivos con los cuales se les identifica plenamente.

Elegir el esquema de colores

Una vez definido el adjetivo o los adjetivos, es importante considerar un esquema de colores para la identidad de marca. Como posiblemente lo sabrás, los colores tienen la capacidad de influenciar a las personas de una u otra forma. Este conocimiento es uno que se debe apalancar como ventaja, así que hay que darse a la tarea de elegir entre 2 y 6 colores que serán los identificados como primarios para la marca.

Para cumplir correctamente con esta tarea, la fuente destaca que hay que asegurarse que los colores seleccionados coincidan con la personalidad del negocio. Elegir los colores incorrectos puede enviar un mensaje erróneo a las personas que trata de adoptar a la marca.

Recuerda que el color puede ser un apartado poderoso para las firmas y no se de debe tomar a la ligera, se debe ser consistente con este elemento. Por ejemplo, todo mudo sabe que el rojo es el color que representa a la marca Coca-Cola, actualmente todos la asocian con este, sin embargo, para llegar a ese punto la marca tuvo que trabajar con el rojo de forma consistente en los distintos espacios donde se ha hecho presente, de hecho, lo sigue haciendo y es posible notar esto en espacios como las redes sociales o en los puntos de venta físicos.

Elegir un buen nombre para el negocio

Si bien es importante el color, ninguna identidad de marca está completa sin un buen nombre. De acuerdo con la fuente, los consumidores son conocidos por gravitar en torno a marcas reconocidas. En ese sentido, al momento de pensar en un nombre, se debe tener en cuenta que este sea fácil de pronunciar, deletrear y recordar.

Un buen nombre para un negocio es como una canción que se queda pegada en la cabeza después de haberla escuchado una sola vez. Idealmente, el nombre de la marca no debe estar siendo usado en alguna otra parte del mundo o en otro contexto, esto con el fin de evitar connotaciones negativas. Incluso vale la pena pasar el nombre por el traductor para asegurarse de que no represente una ofensa para otros en algún otro país.

Nuevamente refiriendo a la fuente, debes saber que existen al menos 6 tipos de nombres que se pueden generar para las marcas y negocios, estos son: descriptivos, nombre de fundador, metafóricos, de geolocalización, inventados, acrónimos y léxicos.

Crear un logo visualmente atractivo

Con un buen nombre definido, el siguiente paso para el desarrollo de una identidad de marca sobresaliente está en el desarrollo de un logo. También se trata de un elemento que debe destacar y no se asemeje al de otra compañía.

Para el desarrollo de este elemento es recomendable apalancar los colores previamente definidos, y además, se debe pensar en algo simple para evitar que se vea desordenado. La simpleza resulta ser un camino más adecuado para seguir pues con logos muy elaborados se generan detalles que pueden ser difíciles de reparar, como tener imágenes poco claras que el consumidor no logrará entender. Considera que el logo puede llegar a múltiples espacios que pueden ser clave, como tu sitio web o una tarjeta de presentación.

No olvidar la constancia

Finalmente, para que la identidad de marca surta efecto, se debe ser consistente con la misma.  Todos los elementos desarrollados, como el tono, el logo y el nombre se deben usar adecuadamente pues es la consistencia la que crea una imagen de marca estable para los consumidores.

Apegarse a las decisiones que se han tomado hará que todo sea más fácil de controlar, si como empresa se tiene todo resuelto en este sentido, no habrá razón para que los consumidores no confíen en la marca.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados