Pasos para crear una estrategia de branding para tu marca

Pasos para crear una estrategia de branding para tu marca

El branding es un concepto que sin duda debe tener el interés de más de una marca, según lo detallan datos compartidos por Lucidpress, el principal impacto negativo que genera la inconsistencia de una marca es la confusión en el mercado, por otra parte, también se refiere que un 77 por ciento de los profesionales del marketing en el sector B2B consideran al branding como un elemento crítico para el crecimiento. Dada la importancia del concepto, en esta ocasión compartimos algunos pasos para comenzar a desarrollar una estrategia de branding.

¿Cómo crear una estrategia de branding para tu marca?

Paso 1: Define al público objetivo o personas

El punto de partida para desarrollar una buena estrategia de branding consiste en definir a la audiencia objetivo o desarrollar perfiles de personas. Si eres nuevo en la industria, pregúntate quiénes son tus clientes ideales y cómo dependen de tu producto o servicio. También encuentra y analiza a tus competidores directos, analiza sus productos o servicios, as sus clientes o usuarios y el cómo las personas interactúan con esa marca desde el espacio físico y el digital.

Si tu negocio ya lleva establecido un tiempo, puedes analizar a los clientes existentes para cubrir este primer paso. Divide a tus clientes en segmentos de acuerdo con sus patrones y motivaciones comunes, esto ayudará a comprender cuáles son los más rentables para el negocio, es decir, a cuáles se debe trata de atraer.

Paso 2: Escribe la declaración de posicionamiento de marca

El segundo punto de la estrategia de branding, la declaración de posicionamiento es esa frase u oración que refleja lo que la marca ofrece, el publico objetivo al que se dirige y los beneficios que tiene la marca. Para muchas compañías, el definirla puede ser un gran reto. No obstante, si realmente se entiende a la marca y el cómo se quiere que otros la perciban, es más fácil escribir esta declaración con la ayuda de una lluvia de ideas.

La declaración de posicionamiento se puede dividir en 3 partes: El público objetivo, el valor que proporciona la marca y su respaldo. Considera que este enunciado puede cambiar con el tiempo a medida que la empresa crezca.

Paso 3: Desarrolla la identidad de la marca

Como consumidores, reconocemos a las marcas por sus logos o incluso por los colores y mensajes que transmiten, estos elementos denotan que esas marcas han desarrollado exitosamente sus identidades de marca como parte de su estrategia de branding.

Para lograr lo mismo que estas firmas, en primer lugar es recomendable que realices una auditoria de marca para comprender en que posición se encuentra la firma con respecto al mercado y la competencia. La información proveniente de este ejercicio ayudará a obre ideas sobre cómo proceder.

Posteriormente, dependiendo de los resultados de la marca, es necesario desarrollar los elementos creativos que le acompañará, es decir, la guía de estilo de marca o el manual de identidad. Cuando aumenta el reconocimiento de una marca y más personas saben de la existencia de la misma, la identidad se convierte en un elemento crucial. Si llegas a la audiencia correcta y los impresionas, tu marca será recordada sin duda.

Recuerda que la identidad es cómo la gente reconocerá a la marca, por ello es crucial crear una identidad auténtica que refleje los valores sus valores.

Paso 4: Identifica o determina las asociaciones

Para el cuarto paso de este proceso de creación de una estrategia de branding es importante que comprendas que cada marca está asociada con algunas emociones o significados, por ejemplo cuando se piensa en Apple, una de las primeras palabras que vienen a la mente es innovación.

Mientras desarrollas la identidad e tu marca, piensa en los significados y palabras asociadas con las que deseas conectar a tu marca. Luego, investiga y desarrolla las estrategias necesarias para crear esas asociaciones dentro del público objetivo. Estas estrategias tienen que ver principalmente con los mensajes y los contenidos que se llegarán a compartir, la forma en que te comunicarás con el público y las emociones a generar después de cada interacción que tengan las personas con la marca.

Paso 5: Mantén la consistencia de la marca

Dentro de la estrategia de branding, la consistencia es un elemento que construye confianza. Imagina que una persona cambia constantemente de actitud o estilo, esto sería muy raro y lo mismo sucede con las marcas. ¿Se puede confiar en algo así?, posiblemente no.

Si cambias constantemente la marca se vuelve impredecible al punto en que la gente no confiará en ti ni en la empresa, por ello la consistencia s crucial.

Para mantener este concepto,se depende directamente del trabajo en equipo. No importa cuántos individuos estén involucrados en las actividades de la firma,cada una debe conocer los valores de la marca y cómo comunicarlos a través de los diversos canales donde se tiene o tendrá presencia. Es ideal que todos los colaboradores tengan acceso a la guía de estilo de la marca y que aprendan a usar los materiales de marca mientras se crea cualquier tipo de contenido. Esta consistencia implica el tono y la voz, las fuentes, los colores, los elementos de diseño, los mensajes, el posicionamiento y la propuesta de valor.

Paso 6: Mantén relaciones positivas con los clientes

Como posiblemente ya sabrás, pues lo hemos mencionado muchas veces, es más fácil mantener a los clientes existentes que adquirir a otros nuevos, por ello, el sexto paso de la estrategia de branding se centra en mantener relacione positivas con los clientes. Todo el personal, especialmente el que interactúa directamente con el consumidor debe tener habilidades de comunicación excepcionales pues la creación de relaciones o mejora de las mismas dependerá de cómo entregan la información y los mensajes necesarios.

Paso 7: Gestiona a los empleados como embajadores de marca

Los empleados o colaboradores pueden convertirse en embajadores de la marca y ayudar en gran medida a generar brand awareness desde espacios como las redes sociales. Cuando los colaboradores comparten diferentes contenidos que mencionan a la compañía en las redes sociales, los clientes pueden tener una visión más clara de lo que ocurre al interior y lo bueno que puede ser formar parte de la compañía.

Si no tienes una cultura empresarial establecida o programas de compromiso con los empleados, es ideal que comiences a desarrollarlos.

Paso 8: Usa el co-branding

Finalmente, para que la estrategia de branding tenga mejores resultados, considera desarrollar co-brandings, este concepto, por si aún no lo identificas es, es la asociación entre 2 marcas y resulta en una forma efectiva de llegar a nuevos mercados para aumentar el reconocimiento de la marca. Para implementarlo piensa qué compañías pueden colaborar para crear un producto o característica inusual que sea benéfica para los clientes y para ambas partes. Este último paso no es precisamente obligatorio, pero puede ser de gran ayuda.