Esta mañana, el presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto arribó a Paraguay como parte de una Visita Oficial en donde formarán acuerdos relacionados con la prevención de desastres, ciencia, tecnología e innovación, laboral y aeroespacial.

Una de las primeras actividades de la agenda era la ceremonia de bienvenida, en la que el mandatario de Paraguay, Horacio Cartes recibiría a Enrique Peña Nieto en el Palacio de los López, sede presidencial de aquel país.

Un detalle que llamó la atención durante este evento, fue la decoración en la que se apreciaban banderas y gallardetes sin el Escudo Nacional Mexicano. De esta manera, los altos pendones de ambas naciones ondearon sin sus escudos, hecho que en el caso mexicano transformó por completo la bandera para hacer regencia a otra nación: Italia.

Paraguay
Imagen vía Twitter

Misma situación sucedió con la bandera paraguaya, que bien pudo confundirse con aquella que identifica a Holanda.

El hecho no paso desapercibido; medios y usuarios hicieron eco de los sucedido en redes sociales.

Aunque podría pensarse que esto fue un error, información de el diario El Universal, indica que el Jefe de Protocolo del gobierno de Paraguay, Rolando Mendoza, explicó que los gallardetes expuestos eran parte de la decoración y que un pabellón con escudo es un símbolo nacional, por lo que nos puede usar como un elemento decorativo por cuestiones de respeto a las banderas nacionales.

Lo cierto es que al omitir el escudo nacional de la bandera mexicana, esta hace referencia a otra nación, situación que en una visita diplomática resta identidad, si entendemos estos símbolos patrios como parte fundamental de la construcción de la marca país.

México es la marca país más valiosa de Latinoamérica al colocarse en el lugar 13 del listado a nivel mundial de Brand Finance con un valor de mil 040 millones de dólares, lo que significa un ascenso de dos lugares luego de que ocupara la posición 15 en 2016.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299