Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Pagos inclusivos, la tendencia fuera de la bancarización en México

Gran parte de las personas no tienen acceso a una cuenta bancaria, por eso es indispensable que todas las marcas tengan la posibilidad de ofrecer métodos de pago alternos.

Compartir:

Pagos digitales
  • En 2022, los usuarios mexicanos de digital commerce crecieron de 57.5 millones a 64 millones.

  • El 27 por ciento de las compras que fueron realizadas en eCommerce en México durante 2021 utilizaron métodos de pago alternativos a las tarjetas bancarias.

  • La diversificación de los pagos brinda la posibilidad de extender el alcance del público objetivo.

En México, el tema de los pagos inclusivos comienza a ser más relevante como alternativa a la bancarización. En estos últimos años, la tendencia ha obedecido a lo que dejó la pandemia. Una posibilidad de crecimiento a partir de la reflexión de los nuevos espacios. Esto, en cierto, sentido, comenzó a incluir a los espacios digitales. En todo sentido, estos comenzaron a ser habitados y resignificados.

El metaverso anunció la transformación de Facebook en Meta. De la misma manera, las aulas virtuales formaron parte de una nueva realidad. Los sitios de venta se extendieron y se aceleró su proceso de digitalización. Entre muchas otras cosas, los procesos alternos de pago a la bancarización también se consolidaron.

A pesar del optimismo digital, lo que muchos rescatan como aprendizaje es la mesura. La capacidad de medir cuándo un canal es fundamental y cuándo no lo es. Según esto, la hibridación se alza como modelo, y la omnicanalidad como concepto. Bajo este fundamento, la enseñanza sería: ni todo digital, ni todo presencial. En este sentido, el tema de la democratización de los pagos gana mucha relevancia.

Si bien la palabra consolidación refiere a términos generales, en México esto comienza a ser una realidad. Un estudio de Openpay de BBVA revela que el 27 por ciento de las compras que fueron realizadas en eCommerce en México durante 2021 utilizaron métodos de pago alternativos a las tarjetas bancarias, esto obedeciendo a una tendencia que continúa en un proceso de adaptación y cambio, considerando que sólo el 49 por ciento de los mexicanos posee una cuenta bancaria.

En contraposición, en 2022, los usuarios mexicanos de digital commerce crecieron de 57.5 millones a 64 millones. Respectivamente, se estima que puedan crecer en 2026 hasta los 82.2 millones.

Sin embargo, para que esta transición en México comience a ser efectiva, es necesario que se de una evolución constante también en el sector del retail, con la intención de mejorar la experiencia de compra de los consumidores.

Pagos inclusivos, la tendencia fuera de la bancarización en México

Para explicar esta tendencia, se entrevistó a dos especialistas en relación con este tema. Manuel Quintana, director comercial de Almacenes Ánfora y Víctor Galicia, head of marketing de Openpay by BBVA, expusieron para Merca2.0 su visión y el crecimiento de sus modelos a partir de este reconocimiento inclusivo de la audiencia.

Esta relación ha cambiado del golpe el enfoque de la marca. Con ochenta años en el negocio, cuenta el directivo de Almacenes Ánfora cómo se ha adoptado a este concepto. La relación bilateral entre estas marcas explica la tendencia que la industria deberá incluir progresivamente.

“Yo creo que son muchos pilares y varios eslabones que tienen que ir de la mano. Creo que ya depende de cada empresa escoger la plataforma que le acomode más. Lo interesante del comercio electrónico es que es un traje a la medida. A la medida de las necesidades que se tenga. Se debe escoger una plataforma, depende mucho, insisto, de las necesidades. Además, hay que tener un equipo sólido y el tener el catálogo muy definido. La oferta y promesa de valor que se quiere hacer es fundamental a la hora de integrar las medidas tecnológicas”.

Creo que debes tener la mayor cantidad de métodos de pago. Si en una tienda electrónica sólo aceptas pago digital, si en tienda física sólo aceptas efectivo, te estancas. Cuando más diversificas, logras incrementar desde un 25 por ciento la transaccionalidad”.

La propia marca, en voz de Manuel Quintana, narra cómo esto ayudó a la marca en un crecimiento del 40 por ciento. Por otro lado, para el vocero de Openpay, el crecimiento electrónico enmarcado en un 27 por ciento será un elemento clave para el tema de la diversificación de pagos digitales.

En México, ha crecido por encima de la región en el tema del comercio electrónico en retail, hoy estamos entre el 11 y el 12 por ciento, lo cuál nos deja una opotunidad de arriba del 80 por ciento. Esto te habla de la gran oportunidad que hay para todas estas empresas que de pronto pensamos que están condenadas a morir. Ya sea porque son tradicionales o porque son familiares”.

“La visión puede evolucionar y revolucionar a los comercios. La oportunidad que hay es ahora, y es aquí donde entran compromisos como el que atañe a esta alianza, de generar oportunidades y abrir posibilidades infinitas para poder vender más y mejor. Al final del día, más allá del tema de negocio, existe un gran compromiso con la economía de la región, de ser un factor positivo de crecimiento”.

De la misma manera, los directivos reconocen que existen algunos puntos importantes que limitan estas posibilidades. Manuel Quintana señala que el tema de la bancarización en México es problemático. “En México, hay gente que, desafortunadamente, no cuenta con ninguna tarjeta de crédito o de débito. Pero hoy en día esa no debería ser una barrera para no poder comprar por eCommerce”.

Para ambos directivos, otro de los puntos que disuaden a las personas para no flexibilizar sus métodos de pago, es el haber tenido una mala experiencia. Esto, sin duda, afecta no a la empresa con la que se lleva la mala experiencia, sino el ecosistema completo. “Es importante aliarse con partners estratégicos para que la gente se sienta segura”, añade Manuel Quintana.

Para el head of marketing de Openpay, el comportamiento de los compradores mexicanos es diferente al de otras latitudes. Es por ello que considera importante la labor de estos sistemas que permiten proporcionar a los compradores un espacio seguro. Con ello, las marcas pueden enfocarse en la propuesta de valor.

“Es indispensable que las plataformas como Openpay puedan adaptarse a las reglas de cada negocio. No son los mismos riesgos los que puede tener Almacenes Ánfora a los que puede tener una aerolínea. Los sistemas de prevención de fraudes tienen que trabajar en conjunto con los clientes, porque de la mano de esto viene la aceptación de la audiencia”.

Hay un profundo desconocimiento de estos temas, los usuarios no compran por un temor, pero muchas veces es infundado. Por ejemplo, no es posible saber los números de una tarjeta de un usuario, porque a los sistemas le llega la información ‘tokenizada’. Lo que sí se verifica es que el comprador sea, efectivamente, el titular de la cuenta”.

Finalmente, cuando se les preguntó a los usuarios sobre su pensar en torno a los alcances del comercio inclusivo, el directivo de Openpay comentó lo siguiente:

“El eCommerce tiene la posibilidad de transformar culturas y sociedades. Una de las cosas que tiene es justamente el poder inclusivo, porque tiene la capacidad de cerrar las brechas de género y las brechas sociales. El comercio electrónico ha democratizado el acceso al ecosistema económico y financiero de las regiones. ¿Qué hubiera pasado en México si no se hubiera alcanzado este nivel de madurez durante el Covid? ¿Qué hubiera pasado con las PyMEs? ¿Qué hubiera pasado con los consumidores”, señaló Victor Galicia.

“La palabra hoy se llama omnicanal, en donde no tenemos sólo un mundo digital o un mundo físico. Creo que hoy tienes que darle la facilidad a los clientes para interactuar como quieran. Ellos tienen el derecho de exigir el método que quieran utilizar de pago. Ya sea que puedan consultar y pagar con su iphone o en la tienda física. Nosotros con tiendas físicas, qué mejor que podamos vender y extendernos a lugares en donde no tenemos tiendas físicas”, añadió Manuel Quintana.

El comercio electrónico no es una oportunidad de negocio para los líderes sino como un factor de transformación económica y sistemática. La democratización de esto lentamente acerca a toda la población hacia nuevas alternativas de compra que reduce, conceptualmente, las distancias entre las relaciones tecnológicas. Hoy, para las empresas, la implementación de un comercio electrónico es mucho más barato que hace 10 años, por lo que esta es una oportunidad de oro para todas las marcas.

 

 

Ahora lee:

Convoca Fox a marcha en CDMX en defensa del INE

Sólo 4 de cada 10 mexicanos ahorra de manera formal; sólo 5% en AFORE

Exclusiva con Monou: los videojuegos y la oportunidad para anunciantes

Metro de CDMX alerta por mantenimiento en 74% de trenes; línea 12 reabriría en diciembre

Otros artículos exclusivos para suscriptores