Esta página web publicará el historial de políticos que aprobaron vender el de los internautas

El Congreso de Estados Unidos votó una ley que permitirá que los proveedores de Internet vendan los historiales de búsqueda de los usuarios, lo que beneficia a las grandes empresas de telecomunicaciones, no así a la privacidad de los internautas.

Esto era ya posible, pero sólo si los usuarios autorizaban a las empresas, ahora aún sin su autorización se puede hacer. La única manera de evitarlo es que el usuario pida de forma expresa que no se vendan sus datos, lo que deja al usuario a merced en cuanto entre en vigor la nueva normativa S.J.Res 34.

Por ello, el activista en favor de la privacidad online, Adam McElhaney, lanzó la iniciativa Search Internet History, con la que busca comprar el historial de los políticos que aprobaron vender el historial web de los internautas estadounidenses, para después publicarlo.

ley_historial_web_vender

Así, quien tenga curiosidad sobre lo que los servidores públicos visitan en sus computadoras, podrá saciarla, irónicamente gracias a que ellos impulsaron y aprobaron la ley que pone al descubierto la actividad web de cualquier persona.

McElhaney publicó que:

Gracias al Senado por aprobar la ley S.J.Res 34. Gracias a ella, ahora tu historia de Internet se puede comprar. Mi objetivo es comprar el historial de Internet de todos los legisladores, congresistas, ejecutivos y de sus familias, y ponerlos a disposición del público en searchinternethistory.com.

Todo estará disponible, desde las citas médicas, hasta la pornografía, los datos financieros o la infidelidad. Cualquier cosa que hayan mirado, buscado o visitado en Internet estará disponible para que todos lo vean. Cómo no tuvimos la oportunidad de votar sobre si queremos que nuestro historial de navegación privado y personal sea comprado y vendido, quiero mostrar a nuestros legisladores cómo funciona una democracia.

La privaciddad es cada vez más relevante para los usuarios de redes sociales y un aspecto valorado por las empresas, no sólo en EU, sino en el mundo.

De hecho, más del 50 por ciento de los usuarios móviles a nivel mundial asegura haber eliminado una app por temas de privacidad y seguridad.