#Orgullo2019: UNAM integró los colores LGBTTTIQ a su escudo y estas son las reacciones

  • Alrededor del mundo se aprecian expresiones de apoyo a las causas de la comunidad LGBTTTIQ.

  • Marcas, empresas, productos, organismos, instituciones y otras instancias las que han decidido integrar en sus fotografías de perfil la gama de colores del arcoíris.

  • La UNAM ha hecho lo propio y algunas personas han reaccionado con violencia y con expresiones de discriminación. 

En el marco de los 50 años de los suscesos de Stonewall, en Nueva York, que marcaron un antes y un después para la comunidad LGBTTTIQ y su reclamo de justicia, igualdad y respeto a sus derechos, alrededor del mundo se aprecian expresiones de apoyo a sus causas.

En redes sociales, por ejemplo, han sido muchas las marcas, empresas, productos, organismos, instituciones y otras instancias las que han decidido integrar en sus fotografías de perfil la gama de colores del arcoíris, que es el símbolo universal de la diversidad sexual y de género.

Sin embargo, no a todos ha gustado la acción y en algunos casos se ha generado una polémica que resulta, por decir los menos, extraña por venir de donde viene. Por ejemplo, la Universidad Nacional Autónoma de México integró en sus cuentas de Twitter y Facebook los colores de la bandera arcoíris y si bien el hecho ha sido celebrado por mucho, también se han expresado opiniones en contra.

Facebook

En Twitter también se han expresado algunos cibernautas de manera adversa a la celebración:

Como un espacio de pluralidad de ideas representativo de la sociedad mexicana, en la UNAM se expresan ideas tanto en contra como a favor de impulsar el respeto a la diversidad. Desgraciadamente aún se muestran muchos puntos de vista discriminatorios del derecho ajeno y a libertad de elección.

El mostrar una imagen corporativa -en el caso de las marcas, empresas, medios de comunicación- o institucional -en instancias de gobierno, instituciones educativas y más- en la que se debate la importancia de inclusión será, en todo caso una arma para generar conciencia de inclusión y lograr que, en el futuro, realmente no sea importante para nadie -más que para uno mismo- expresar con libertar su identidad sexual y de género.