Nombres con que se conocen a las emociones y que pueden ayudar en tu estrategia de marketing

Imagen: Flickr.

154 nombres de emociones fueron dadas a conocer por Tiffany Watt Smith en su obra The Book of Human Emotions.

La investigación recuerda cómo es que las emociones trabajan dentro de las estrategias de marketing, donde ahora es posible identificar al consumidor con mayor precisión, pues no solo se cuenta con mayor número de términos en mano, sino que la tecnología también permite predecir actitudes de consumo.

Para descubrir esta tesis, primero veamos tres de los términos publicados por Watt Smith.

Amae – En Handbook of Cultural Psychology (The Gildford Press, 2007), esta emoción se refiere a una relación de compromiso y dependencia, emociones que se sienten al mismo tiempo. Una cita tomada por este libro del académico Takeo Doi, señala que se trata a algo parecido a la emoción que por ejemplo siente un niño cuando por alguna circunstancia está buscando a su madre.

L’appel du vide – Este se refiere a la sensación, según la investigación de la autora de The Book of Human Emotions, que tienen las personas de no poder confiar en sus instintos, haciendo que exista un sentir de que los impulsos “irracionales” que llegan a generar sus emociones no los lleve por el mejor camino.

Malu – En su libro la autora se refiere a las personas que experimentan un sentimiento de pena, inferioridad y sensación extraña cuando se está con personas de mayor nivel, por ejemplo, dentro de una compañía.

Ahora, es importante ver cuál es la importancia de las emociones dentro del marketing como ocurre en su estrategia digital, donde las conexiones emocionales con los consumidores buscan crear un brand recognition, al menos así lo aseguró el 71 por ciento de los profesionales encuestados en Estados Unidos durante 2014, año en el que el 70 por ciento dijo que buscaba esta conexión para generar confianza y lealtad.

Las emociones del consumidor también han impulsado el desarrollo de herramientas que buscan medirlas para adecuar las estrategias de marketing donde interactúan marcas y compradores.

Ejemplo de ello es Emotient, la cual fue adquirida por Apple, según un reporte de Marketing Week y que ofrece soluciones sobre data on emotions con lo que se ofrece predecir actitudes y acciones.

El conocimiento de nuevos términos con que se identifican las emociones en distintas partes del mundo ayuda a los mercadólogos a detallar cada vez más un perfil de consumo mediante estilos de vida, en los que ahora se identifican de mayor forma las reacciones que presentan los consumidores ante ciertas situaciones y se cuenta con herramientas predictivas en que el factor emocional juega en todo momento a favor de una estrategia de mercadotecnia correctamente aterrizada.