Nokia no quiere que su regreso sea efímero y prepara más smartphones

Imagen: Nokia

El año pasado estará marcado en la historia por el regreso de una de las marcas con mayor brand awareness en el mundo de la telefonía móvil: Nokia. Pero la marca no quiere que su vuelta sea efímera, por lo que ya prepara un 2018 con nuevos smartphones.

Fue en 2016 cuando se confirmó que la tecnológica finlandesa, en alianza con Foxconn, crearon HMD Global, firma que recibió los derechos y licencia para el diseño y explotación del nombre de la marca Nokia para la telefonía y dispositivos móviles.

Esto se consolidó en febrero de 2017, cuando tras una enorme cantidad de rumores, la marca regresó al mercado con una oferta interesante. Durante el Mobile World Congress 2017 (MWC) de Barcelona presentó los Nokia 3, 5, y 6, que se unieron al nostálgico 3310.

Más adelante, HMD Global presentó una nueva versión del 3310 con conectividad 3G, así como el Nokia 8, su primer smartphone destinado a competir contra los principales de gama alta del mercado, pues llegó con una dual cam de 13 megapixeles para color y 12 megapixeles para monocromo, 4 GB en RAM y 46 GB de memoria -expandible con tarjeta microSD-, y Android ‎Nougat pero, actualizable a Android Oreo.

Ahora, previo al MWC 2018, de Barcelona, se filtró que la marca de origen finlandés tiene en planes dos modelos: el Nokia 7 Plus, una versión evolucionada del Nokia 7 que lanzó en China a finales de 2017 y, de hecho las primeras imágenes se filtraron a través del sitio chino Baidu, en las que se aprecia el diseño y algunas características del dispositivo; entre lo que se especula es que tendrá una pantalla de 6 pulgadas y ratio de 18:9, muy similar a la tendencia actual, además de que incorporará la dual cam Carl Zeiss.

Un segundo modelos señala hacia la nostalgia, a Nokia le funcionó muy bien el 3310, así que buscaría capitalizar esto con otro dispositivo que tuvo antiguas glorias. Se trata del 8800 o Sirocco.