• Según HubSpot, los Call-To-Action personalizados para el individuo tienen una conversión 202 por ciento más alta

  • Leighton Interactive apunta que estos recursos, en promedio, tienen una tasa de efectividad de casi 3.3 por ciento

  • Grow and Convert apunta que estos elementos son más efectivos cuando se colocan en welcome gates

Los Call-To-Action son, literalmente, llamadas a la acción. Por años han sido fundamentales para los esfuerzos de mercadotecnia dentro y fuera de los canales digitales. Y en sitios web son más importantes para los negocios porque permiten que elementos como content, email e influencer marketing puedan generar conversiones. Pero el que sean elementos cruciales para el éxito de los negocios no significa que todas las empresas sepan emplearlos correctamente.

Análisis de Copy and Check demuestran que, en varios aspectos, las compañías están muy dispersas en cuanto a buenas prácticas de Call-To-Action se refiere. Así como hay empresas que usan dos o tres recursos por página, también hay quienes utilizan hasta 15. Elementos como el lenguaje, la urgencia, el uso de la marca en el copy también están sin estandarizar entra la industria. Y como lo recopila TruConversion, algunas ni siquiera emplean esta técnica.

Por supuesto, lo anterior no significa que haya una regla de oro a seguir en todos los casos. Así como en otras herramientas de marketing, los Call-To-Action deberían adaptarse al caso específico de cada industria, público y marca. Pero sí debería haber, cuando menos, un grupo estandarizado de buenas prácticas. De acuerdo con el Content Marketing Institute, la clave del correcto uso de esta técnica está en cinco estrategias específicas para las compañías.

Crear un Call-To-Action claro

Los llamados a la acción no deben estar escondidos. Todo el diseño del sitio web debe ser suficientemente abierto como para que el potencial cliente no tenga problemas para encontrar y hacer click en el enlace deseado. Si un visitante promedio no puede encontrar el Call-To-Action de forma intuitiva, no sirve de nada. Lo anterior no solo implica una interfaz limpia. Significa que la distribución del sitio debe trabajar para guiar a la gente a este recurso.

Transmitir un mensaje consistente

Para crear un Call-To-Action poderoso, debe tener congruencia con el objetivo comercial de la compañía. Imágenes, copy y diseño de toda la página no debe dejar lugar a dudas de qué productos y servicios está intentando vender la compañía. Por supuesto, siempre hay espacio para la innovación y la creatividad. Sin embargo, el concepto siempre debe estar explícito. Las personas interactúan con los negocios solo cuando saben claramente qué pueden obtener.

Evitar expresiones comunes

Compra, suscríbete, descarga, consulta, prueba. Estas palabras se utilizan una y otra vez en Call-To-Action de todo el mundo. Acoplarse a los clichés de la industria significa perder la oportunidad de destacar encima de la competencia. El copy es una oportunidad inigualable para hacer algo distinto a lo que todas las demás marcas están haciendo. No se trata de eliminar estas palabras, sino de “aderezarlas” con la personalidad de la marca.

Jugar con el color para resaltar los mensajes

Diseñar una buena página es todo un arte, y no solo en el sentido metafórico. Para que un Call-To-Action resalte, se tiene que elegir una paleta de colores que ayude a que este elemento se diferencie correctamente del resto de la página. No solo debe tener un tono llamativo, sino que tampoco debe competir con el fondo u otros elementos del espacio. Como los usuarios en línea son principalmente visuales, es un detalle que no debe pasarse por alto.

Hacer constante prueba y error

Todos los consejos de la lista pueden interpretarse de forma muy amplia. Lo que uno u otro negocio entienda y aplique será muy distinto entre sí. Igualmente, un resultado puede ser muy bueno para una compañía. Pero tal vez un Call-To-Action ligeramente distinto sería todavía más conveniente. En este sentido, es muy importante que las empresas estén dispuestas a experimentar. Y en este proceso, medir qué métodos o ajustes son los más efectivos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299