Nike seguirá vistiendo a la NFL hasta 2028

Patriots-Raiders-NFL-Mexico
Imagen: NFL

La National Football League (NFL) es probablemente la liga profesional deportiva mejor organizada del planeta, genera ingresos superiores a los 13 mil millones de dólares, de acuerdo con datos de Statista.

Aunque aún faltan algunos meses para una nueva temporada de la NFL, ya se registran varios movimientos, algunos de ellos relacionados con marketing, donde destaca la extensión de contrato entre la liga y Nike.

Esta semana se dio a conocer que la marca de la palomita renovó su vínculo con la organización para extender su relación por diez años más, por lo que continuará proporcionando uniformes de juego y entrenamiento a los 32 equipos, así como ropa deportiva para entrenadores y personal de las franquicias hasta la temporada 2028.

“La NFL y Nike son una combinación poderosa y esperamos trabajar muy de cerca con ellos en varios programas, incluyendo iniciativas de jóvenes y jugadores”, señaló Brian Rolapp, director de la oficina de medios y negocios de la NFL en un mensaje a medios de comunicación.

En 2012, la firma deportiva logró convertirse en la marca de uniformes de la liga, luego de un acuerdo -por cinco años, en ese entonces- por alrededor de mil 100 millones de dólares, para sustituir a Reebok, por lo que puede presumirse que la extension requirió un desembolso aún mayor.

Sin embargo, Nike ve en la NFL un gran potencial en exposición y engagement con la afición, algo que debería impulsar sus ventas. La liga obtiene ingresos por 3 mil 500 millones de dólares, sólo por lo relacionad con merchandising; destaca la venta de jersey y demás accesorios o souvenirs de los equipos disponible en el retail.

Lo anterior, en gran medida por la cantidad de seguidores que tienen los 32 equipos de la liga, siendo los Cowboys, Patriots, Giants, Packers, Steelers, Saints, Eagles, Ravens, Texans y Washington, los diez más valiosos, según datos de Brand Finance.

Aunque el acuerdo entre Nike y la NFL no conlleva la exclusividad por los derechos de la liga, por lo que los jugadores podrían usar indumentaria como botines, guantes o bandas de otras -Under Armour, Adidas, y la misma Reebok-, este puede verse como un paso más en la estrategia de la marca estadounidense por dominar las principales ligas deportivas del país; este año viste a la NBA, dejando a Under Armour (a partir de 2019) vestir a la MLB y a Adidas como nuevo patrocinador de la NHL.