Nike le robó la MLB a Under Armour

nike-mlb
  • Nike es el nuevo proveedor de camisetas para la Major League Baseball (MLB).

  • Actualmente, Nike tiene más de 500 patrocinadores profesionales en el beisbol.

  • Serán  por lo menos 10 años los que Nike que le arrebate a Under Armour a causa del nuevo contrato que firmaron con ella.

El 59 por ciento de los aficionados prefiere acercarse a una marca relacionada con sus preferencias deportivas, eso habla del poder de sports marketing en el mundo.

Este fenómeno es aplicable al beisbol, ya que se trata del segundo deporte más visto en Estados Unidos, sólo detrás del futbol americano profesional.

De acuerdo con datos de El Economista, la afición al beisbol ve en promedio 3.3 juegos a la semana y compran al menos dos productos por año. En ligas fantasy el 17.65 por ciento es acaparado por el beisbol, unas 196 mil 800 personas.

De ahí que el deporte tiene gran potencial para las compañías. Nike sabe que uno de los grandes aliados de su rival Under Armour era justamente la  Major League Baseball (MLB).

Serán  por lo menos 10 años los que Nike que le arrebate a Under Armour a causa del nuevo contrato que firmaron con ella.

Recordemos que durante diciembre de 2016, las Mayores anunciaron un contrato de 10 años con Under Armour y Fanatics, convirtiendo a Under Armour en el proveedor oficial en el campo a partir de 2020, pero la marca dio un paso atrás y si bien sigue siendo un proveedor oficial de calzado y de varios patrocinadores, dio acceso libre a Nike.

Entonces, esta última será la que provea las playeras y sumará esta área a los más de 500 patrocinadores profesionales que tiene en el beisbol.

Las camisetas actuales las fabrica Majestic. Durante 2017, Fanatics compró el grupo deportivo con licencia de VF, incluido Majestic, por aproximadamente 225 millones de dólares.

Nota: ¿Por qué en esta nota dice beisbol y no béisbol. Esto es porque la primera es la palabra correcta en México. La otra, con tilde, es válida en el Caribe, Centro y Sudamérica. Se debe a que las pronunciaciones son distintas.