Uno de los sectores que mayores impactos tuvo como consecuencia de la guerra comercial entre Estados Unidos y China fue la industria de los smartphones a nivel mundial. El escenario para firmas como Huawei, Apple y Samsung cambió de manera radical.

La subida y bajada de las marcas

Durante el primer trimestre del año, según proyecciones de IDC, Huawei colocó por 59.1 millones de smartphones, lo que significó un crecimiento del 50.3 por ciento respecto al año pasado.

Con esta cifra se ubicó por encima de Apple, que vendió 36.4 millones de iPhones y reportó una caída del 30.2 por ciento.

Aunque Samsung se mantuvo a la cabeza tras vender 71.9 millones de smartphones, lo cierto es que también registró una baja de 8.1 por ciento.

Luego del veto impuesto por Google a Huawei, la marca coreana ganó una nueva oportunidad de posicionarse en el mercado, hecho que se tradujo en una subida en Bolsa con una ganancia 1.94 por ciento, luego del cese de negocios entre Google y Huawei.

En contra parte, el fabricante de smartphones chino podría ver afectadas casi un cuarto de sus ventas. Un análisis firmado por Fubon Reaserch and Strategy Analytics, indica que de seguir las sanciones comerciales para Huawei, las ventas de smartphones de la empresa pueden reducirse entre 4 y 24 por ciento al cierre de este año.

El smartphone más poderoso

Ante este entorno, Huawei deberá de esperar para convertirse en la marca líder de smartphones en el mundo, fenómeno que podría ser bien aprovechado por otras marcas para subir peldaños dentro del mercado.

La oportunidad demandará la entrega de productos y servicios que realmente satisfagan las necesidades del consumidor y aunque estas son tan diversas como la cantidad de personas en el mundo, lo cierto es que cuando menos en el terreno de la telefonía inteligente dispositivos rápidos, con amplias posibilidades de conexión y funciones diversas son los que se llevan la preferencia.

Con la intención de reconocer a aquellos dispositivos que cumplen estas características con especial maestría, AnTuTu, la popular empresa de benchmarks mes con mes lanza un ranking para descubrir cuáles el smartphone más valioso del mundo.

En su edición correspondiente al mes de junio, llama la atención que el primer puesto no es ocupado por alguna terminal firmada por los tres grandes del sector (Apple, Huawei o Samsung); ese puesto lo ocupa el OnePlus 7 Pro, smartphone de gama alta firmado por la empresa china del mismo nombre.

Con una puntuación de 373 mil 953 puntos, se mantiene a la cabeza para mandar hasta la quinta posición al Samsung Galaxy S10+ (con 333 mil 309 puntos) y hasta la novena posición al Huawei P30 (304 mil 161 puntos).

Esta puntuación se obtiene luego de evaluar una muestra de terminales para determinar la rapidez y funcionalidad de elementos como la memoria RAM, el GPU, CPU y, en general, la experiencia de usuario que ofrece cada dispositivo.

Si bien en volumen de ventas OnePlus queda muy por debajo de rivales como Huawei, Apple o Samsung, lo cierto es que se trata de una firma que ha crecido de manera importante, sobre todo, en el segmento de dispositivos de gama alta.

Durante 2018, la marca logró ubicarse dentro de las 5 marcas con mayor presencia en el mercado premium de smartphones (de acuerdo con Counterpoint), el cual aunque es dominado por Apple (51 por ciento) y Samsung (23 por ciento) ha permitido el acceso de marcas chinas como Huawei, OPPO o One Plus.

El crecimiento de One Plus puede marcar el nacimiento del “próximo Huawei” un dragón chino con la capacidad para hacer frente a grandes firmas como Samsung o Apple.

Según datos publicados por El Economista, el joven fabricante chino cerró 2017 con ingresos de mil 400 millones de dólares, lo que supone el año más exitoso hasta la fecha para la empresa y que viene a duplicar los ingresos logrados el año anterior, y marcar distancia con los 300 millones ingresados el primer año.