Durante la semana pasada, un comunicado enviado por Netflix anunciaba el lanzamiento de un nuevo plan de suscripción llamado Ultra el cual tiene como objetivo entregar a los suscriptores contenidos en definición 4K HDR para mejorar la experiencia de consumo de entrenamiento.

En aquel momento, se indicaba que la nueva opción se encontraba en fase de prueba en el mercado europeo; sin embargo, ahora esta nueva opción para los usuarios ha llegado a México con la intención de conquistar a las audiencias más avanzadas en tecnología del entretenimiento.

Como ya se sabe, la versión conocida como Ultra ofrecerá a los suscriptores de la plataforma vía streaming contenidos en definición 4K HDR para mejorar la experiencia de consumo.

Con la incorporación de esta versión, el paquete Premium pierde la tecnología HDR, con lo que aquellas personas en México que tienen contratado este parque se quedarán sólo con definición Ultra HD.

En cuanto a los precios, de la misma manera que sucede en otros mercados en donde ya está disponible, Ultra será la versión más cara de Netflix con un costo de 239 pesos, lo que supone un precio 40 pesos más caro que el paquete Premium ubicado en 199 pesos.

Es importante mencionar que la nueva propuesta de la compañía ubicada en Los Gatos, California, aún está en fase de pruebas, con lo que la llegada de la misma al mercado mexicano tiene como finalidad permitir que sean los suscriptores quienes decidan si el beneficio es suficiente para pagar más, aún cuando los contenidos HDR son limitados.

Con esto en mente es importante mencionar que el conjunto de los países con Netflix disponible, suman más de 140 millones de horas vistas (películas y series) por día. Además, en los más de 190 países en los que tiene presencia Netflix se acumulan 125 millones de usuarios. Gracias a estos números, la empresa registra ingresos superiores a los 8 mil 830 millones de dólares.

México es uno de los mercados clave para el crecimiento de la plataforma. Hasta 2017, se estimaba que el 72 por ciento de los usuarios de internet en México posee una cuenta de Netflix, esto significa que el país se ubicaba como el mercado con más participación para la compañía.

No obstante, ante la creciente competencia y lo rápido que puede moverse el mercado, asumir que este dominio no tiene vigencia sería un error, más aún cuando diversos estudios han encontrado “fallas” en el aparentemente perfecto plan de negocios y producción de contenidos de la plataforma en streaming.

La nueva apuesta podría ser un buen movimiento para mantener relevancia; lo que queda por ver es la disponibilidad de los usuarios por pagar más ante un beneficio que todavía no es del todo tangible.