De acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el servicio de televisión de paga en México hasta 2017 alcanzaba los 20 millones 054 mil suscriptores y aunque la cifra podría parecer alentadora, lo cierto es que creció en menos de 2 millones de nuevos usuarios durante los últimos dos años.

La cifra resulta interesante si consideramos que datos de The CIU revelaron que en nuestro país durante 2016 se contabilizaron más de 6.7 millones de suscriptores a servicios Over The Top (OTT), siendo Netflix la marca que concentra el 70 por ciento de las preferencias del público mexicano.

Las cifras anteriores marcan un cambio de hábitos importante dentro del mercado de entretenimiento, en donde las audiencias buscan contenidos que se ajusten a sus necesidades en tiempo y forma.

Ante el panorama, la industria de televisión restringida tendrá que buscar nuevas alternativas que le permitan mantenerse en los ojos de los públicos y, de esta manera, ser relevantes para los anunciantes.

Durante los últimos años hemos visto apuestas interesante al respecto y lo que resta preguntarse es que tan acertados han sido estos esfuerzos.

Con la intención de responder a este cuestionamiento, el Departamento de Investigación de Merca2.0 te invita a participar en el Estudio Anual de Televisión de Paga, el cual intenta descubrir cuáles la relación entre las audiencias y este medios para determinar los impactos que dicho binomio tiene en términos publicitarios.

Para participar da click en la siguiente imagen