Para Netflix, México es uno de los mercados más lucrativos. De acuerdo con estimaciones de The Competitive Intelligence Unit (CIU), la plataforma de streaming posee una cuota de mercado de 80.8 por ciento de los los 8.3 millones de suscriptores registrados durante el tercer trimestre de 2018.

Lo que hay detrás de estos números son las ventajas que el consumidor encuentra en una plataforma que ofrece contenidos a medida, capaces ser reproducidos en diferentes dispositivos, por un costo accesible.

No obstante, las audiencias ahora podrían pensar dos veces en mantener su suscripción al servicio, luego de que la empresa de Los Gatos, California anunciara que a partir de hoy incrementará el costo de su servicio para los usuarios mexicanos.

Información publicada por Notimex indica que Sarah Stern, PR de Netflix, afirmó que “cambiamos nuestros precios de vez en cuando con el fin de seguir invirtiendo en lo mejor del entretenimiento, además de continuar mejorando la experiencia de Netflix para nuestros miembros en México”.

Nuevas tarifas

De esta manera, el precio del portafolio de Netflix para una pantalla quedará en 129 pesos, para dos dispositivos en 169 pesos, mientras que al ser cuatro se deberá pagar 229 pesos. Antes, la firma cobraba por sus diferentes paquetes 109, 149 y 199 pesos, respectivamente.

El vocero de la firma aseguró que el incremento intenta “reflejar las mejoras que hemos realizado en el servicio, en particular en nuestras inversiones en contenido y la mejor experiencia con nuestra tecnología”.

El cambio en las tarifas se aplicará durante el próximo mes para los miembros actuales, mientras que para los nuevos suscriptores, la modificación será inmediata.

¿Un movimiento errado ante la propuesta de Disney?

A decir de una reciente investigación firmada por IDC México, Netflix es la aplicación en la que más gastan los mexicanos. No obstante, con el incremento en precios así como la llegada de nuevos jugadores con una propuesta que tiene niveles de engagement garantizados, esta realidad podría verse afectada.

Hablamos de Disney+, la propuesta de streaming de la casa de Mickey Mouse que podría llegar a pantalla a finales de este año. El nuevo servicio incluirá películas propias de Disney así como producciones de otros estudios de su propiedad como Marvel o Pixar. En entrevista para el sitio antes mencionado, Bob Iger, CEO de Disney, refirió “tenemos el lujo de programar este producto con programas de esas marcas o derivados de esas marcas, (…) lo que obviamente crea una demanda y nos da la capacidad de no estar necesariamente en el juego de volumen, sino de estar en el juego de calidad”.

De tal suerte, se espera que algunos de los títulos que jueguen un papel vital para la promoción de la plataforma serán “Captain Marvel,” “Dumbo,” “Toy Story 4,” “The Lion King,” “Frozen 2” y las próximas entregas de “Star Wars”. Por otro lado, el precio es otro de los mayores valores agredas mediante el cual intenta venderse esta nueva propuesta. La compañía ha indicado que, cuando menos en Estados Unidos, el servicio tendrá un costo menor al que ahora mantienen otros grandes como Netflix, plataforma por la que sus suscriptores pagan en Estados Unidos entre 8 y 14 dólares al mes.

Sólo el tiempo podrá definir si el consumidor seguirá dispuesto a absorber los incrementos en las tarifas de Netflix, quien desde hace tiempo no está sólo en el campo de batalla, pero que ahora se enfrentará a un competidor que ha destacado por construir un imperio alrededor del entretenimiento.