Natura ya tiene apoyo financiero y está muy cerca de comprar Avon

La brasileña Natura está cerca de concluir el acuerdo de compra con Avon Products. Ya tendría el apoyo financiero. Nacerá un gigante de la venta de cosméticos por catálogo.

Bigstock
  • Natura y Avon son dos marcas líderes en el segmento de venta por catálogo.

  • Una empresa conjunta podría cambiar el escenario del negocio en muchos países.

  • Avon está mal financieramente y Natura ya tiene el apoyo de tres bancos brasileños.

La marca de cosméticos brasileña Natura está cada vez más cerca de completar un acuerdo para adquirir Avon Products Inc, según publicó Reuters citando fuentes muy cercanas a las negociaciones.

El paso que resta es mínimo y el acuerdo podría ser anunciado este viernes.

Natura y Avon, que tienen una capitalización de mercado de US$ 1.400 millones, no dieron una versión oficial, pero los grandes medios económicos estadounidenses y brasileños dan por hecho el acuerdo.

Hasta ahora, el mayor freno al avance de las negociaciones que comenzaron en marzo pasado estuvo dado en por la falta de financiamiento de Natura, algo que ya estaría saldado con el aporte de tres bancos.

Los aportantes serían Banco Bradesco, Itaú Unibanco Holding y Santander Brasil, agregó la fuente. Incluso podría sumarse otro grande: el estadounidense Citigroup, pero los mayores financistas serían los bancos brasileños.

Negociaciones

A comienzos de 2019, Natura confirmó que había mantenido conversaciones con Avon sobre una “transacción potencial”, pero sin dar más detalles.

La confirmación llegó luego de que la noticia se filtrara y lo publicara el Wall Street Journal.

Según ese informe, Natura, que compró la cadena minorista Body Shop en 2017, estaba considerando comprar tanto la empresa norteamericana de capital privado de Avon como la compañía con sede en Londres que cotiza en bolsa.

De concretarse, nacería un gigante de la venta de cosméticos por catálogo.

Si se llegara a un acuerdo, por un lado, se solucionarían las preocupaciones sobre la liquidez de Avon, que tiene una fuerte deuda y necesidades urgentes de refinanciamiento.

Por otro, podría generar un alza significativa para los tenedores de bonos a más largo plazo, dado el cambio de manos del control de la empresa.

El mercado de la industria de la belleza está en un proceso de cambio. En los últimos tiempos, enfrenta desafíos a partir de las nuevas tendencias sobre el cuidado personal y por la aparición de jugadores de Asia, como compañías coreanas, que han tomado cuota de mercado.

Mientras tanto, L’Oreal y Estee Lauder Cos, las dos empresas de belleza más grandes del mundo, adquirieron marcas importantes y las están usando para atraer nuevos clientes jóvenes. Algo en lo que Avon no tuvo mucho éxito.

En enero, Avon anunció planes para reducir en un 10 por ciento su plantilla global mientras buscaba nuevas formas de ahorrar y de simplificar su estructura. Ya en 2018 tuvo un recorte del 8 por ciento.

Hace unas semanas, Avon presentó un rebranding.


loading...