x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

¿Muerte de la banca física? La realidad tras del cierre permanente de 64 sucursales de Inbursa

Conforme la banca física parece estar cediendo terreno en México y el mundo, vale la pena considerar su posible supervivencia a largo plazo

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Bigstock-Credit-Card-Digital-Banking-Banca-Digital
  • En EEUU, ocho de cada diez consumidores prefieren usar la banca en línea o móvil que visitar una sucursal física

  • Se estima que Suecia tiene una de las tasas de penetración de servicios financieros digitales más altas del mundo, de 91 por ciento

  • De hecho, se cree que podría convertirse en la primer nación que no necesite dinero en efectivo tan pronto como marzo de 2023

Ayer se dio a conocer la noticia que, a pesar del poderío de Carlos Slim, el banco Inbursa no había podido sobrellevar la pandemia sin problemas. Esta marca de la banca tradicional dijo que tendría que cerrar 64 sucursales físicas de forma permanente en todo México. El hecho es, por supuesto, una oportunidad para reflexionar sobre el impacto económico de la crisis sanitaria en el país. Pero también puede servir como excusa para analizar otro fenómeno.

¿El hecho que Inbursa tenga que cerrar más de media centena de locales significa que la gente ya no quiere usar servicios financieros? Tal vez. Pero lo más probable es que sea un reflejo del cambio en los hábitos de los consumidores y su interacción con la banca. Puede ser una indicación de que la administración de recursos se está centrando, más que nunca, en las soluciones digitales y en línea. La pregunta entonces es: ¿Qué tan cierta es esta conclusión?

Sí hubo un aumento considerable en el uso de la banca digital

Considerando a Estados Unidos (EEUU) como referencia, ciertamente parece que se dio un gran salto en la adopción de estas soluciones online. De acuerdo con Statista, el 35 por ciento de los millennials en el país decidieron probar un nuevo canal para interactuar con la banca. La  transformación, sin embargo, no es única de los usuarios más jóvenes. Incluso el no tan digital sector de los baby boomers, en un 46 por ciento, dijeron haber probado nuevas estrategias.

Todavía hay muchos usuarios que están interesados en locaciones físicas

A pesar del crecimiento de la banca digital, hay una buena cantidad de personas que todavía tienen planeado regresar a los establecimientos offline una vez que se controle la pandemia. En datos de Crowdfund Insider, hasta cuatro de cada 10 consumidores tienen planeado seguir yendo a interactuar con los bancos en físico tras la crisis. Si bien ya no serán la mayoría del público, ciertamente refleja que las sucursales no están en una posición de franca extinción.


Notas relacionadas


Hay ventajas cruciales en la banca digital que no puede otorgar su contraparte física

Tanto para instituciones financieras como para consumidores, el cambio a un modelo donde los locales físicos no tengan tanta relevancia es algo atractivo en el ecosistema. De acuerdo con Vapulus, se reducen los tiempos y recursos que requiere llevar a cabo varias operaciones. Esto no solo permite otorgar una experiencia de marca mucho más positiva para la gente. La misma banca puede ahorrarse dinero e incrementar el retorno de inversión de sus sistemas.

Aún existe un problema de confianza e inseguridad en las finanzas online

La tendencia en los últimos años, especialmente en México, ha sido a que los fraudes y otros fenómenos negativos de la banca se han ido concentrando en canales digitales. De acuerdo con El Sol de México, se incrementó en un 9.2 por ciento el número de reclamos por fraude electrónico. En datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la mayoría de reclamos son retiros y cargos desconocidos.

La misma banca tradicional está viendo resultados positivos online

Rivales de Slim e Inbursa en México no están precisamente sufriendo mucho en la pandemia por el cierre de sucursales. Agentes como HSBC han dicho que el mismo formato de banca digital dentro de su estructura se ha disparado durante la cuarentena. Ahora, en el caso muy específico de esta compañía, ya representaban los clientes online casi la mitad de toda su cartera de usuarios para finales junio. Y se esperaba que esa proporción creciera aún más.

Pero hay un problema para el sector: El financiamiento

No hay duda que el mayor impulso de la banca digital es el entorno de las fintech. Y en este sentido, es posible que la pandemia las vaya a afectar tanto o más que a las instituciones más tradicionales. De acuerdo con Fintech Magazine, la inversión en este tipo de negocios se cayó a raíz de la crisis de COVID-19. Las inyecciones de dinero de hecho cayeron seis mil millones de dólares (mdd) a escala global, para tener su peor nivel desde el primer trimestre de 2016.

Otros artículos exclusivos para suscriptores