Motivos para determinar si es necesario hacer un rebranding

Circle Research identificó que para el 77 por ciento de los líderes en marketing B2B, el branding es crítico para el crecimiento del negocio.

Tener una imagen fresca y adecuada a los tiempos en donde se vive puede ser algo muy conveniente para las firmas, el rebranding es un proceso que ha estado presente en diversas marcas a lo largo del tiempo, obedeciendo a la necesidad de adaptarse a los nuevos parámetros establecidos por el consumidor. Este proceso además de renovar la imagen también aporta beneficios cuando se realiza de forma adecuada, de acuerdo con Salesforce, los tres principales son: modernización y realineamiento de la marca, generación de emociones en los consumidores actuales y atracción de nuevos clientes.

Sin embargo, el rebranding también puede generarse debido otros temas igual de importantes. Pues tal como lo revela una investigación de Circle Research, para el 77 por ciento de los líderes en marketing B2B, el branding es crítico para el crecimiento del negocio. Pero, ¿cuándo es necesario hacer un rebranding de la marca? la respuesta puede ser es “cuanto antes” si alguno de los siguientes aspectos guía las razones detrás de esa idea.

Quieres llegar a un nuevo segmento demográfico: Cambiar la imagen es una buena forma de lograr acercarse a una nueva audiencia. Aunque no está planeado, para muchas empresas y marcas es fácil encasillarse sobre todo cuando ya llevan muchos años en el mercado. A través del rebranding es posible impactar a consumidores potenciales con características distintas a las del cliente actual.

Necesitas reparar la reputación de tu empresa: Ninguna marca está exenta de enfrentar una crisis con consecuencias importantes, especialmente en la era digital, donde nos encontramos actualmente con cientos de opiniones distintas del público. Estas opiniones son de carácter permanente y por ello con el rebranding se puede trabajar para salir de un aprieto. Este rebranding no está específicamente dirigido a cambiar el logotipo o diseños de una marca sino a cambiar aspectos internos y externos tal como lo hiciera McDonald’s en su momento cuando salió el documental “Super Size Me”.

Deseas recuperar la identidad de la marca: Así como con el encasillamiento propio afecta a una marca, diversos factores externos pueden llevarla a ser percibida de una forma nada conveniente. Por lo anterior, el rebranding es una excelente opción para restablecer el propósito original.

Buscas impulsar las ventas: Por último, como ya es sabido la diferenciación resulta importante para impulsar aspectos como la lealtad, la creación de valor, y por supuesto, las ventas. Por ello, una buena forma de marcar esa diferenciación respecto a la competencia es con el rebranding como parte complementaria de una estrategia de diferenciación.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299