Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Motivos por los que Asia registra mayores conflictos por agua en el mundo

Hasta 2019, Asia registró 338 conflictos por agua y encabeza la lista de mayores disputas por el recurso en el mundo tomando en cuenta que el 60 por ciento de la población se encuentra en el continente.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • En 2019, Asia registró 338 conflictos por agua y encabeza el ranking del continente con mayores disputas por agua.

  • Asia se enfrenta al escaso acceso al agua, saneamiento, disponibilidad limitada y baja calidad del agua.

  • Lo preocupante es que en Asia y el Pacífico vive el 60 por ciento de la población mundial.

En la mayoría de las regiones del mundo, los conflictos por agua están aumentando y es que la escasez de agua afecta a más del 40 por ciento de la población mundial y se prevé que este porcentaje se crezca. De acuerdo con la base de datos del Pacific Institute, el continente que registra mayores conflictos por agua en el mundo es Asia con 338 registrados en 2019, seguido de África con 150, Latinoamérica y el Caribe con 61, Europea con 18 y Norteamérica con 10.

En todo el mundo, 2 mil 200 millones de personas carecen de acceso a servicios de agua potable y casi la mitad de la población, 4 mil 200 millones de personas, carecen de servicios de saneamiento de forma segura, apuntan datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El reto para los países es enorme, en julio de 2020, la Asamblea de las Naciones Unidas reconoció el derecho de todos los seres humanos a tener acceso a una cantidad de agua suficiente para el uso domestico y personal, lo cual ronda entre 50 y 100 litros de agua por persona. Asimismo, la seguridad, aceptabilidad y asequibilidad tienen que ser primordiales y el coste no debería superar el 3 por ciento de los ingresos de los hogares.

En la región de Asia y el Pacífico vive el 60 por ciento de la población mundial; no obstante, el 36 por ciento dispone de los recursos hídricos del mundo y su disponibilidad de agua es baja, indican datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El panorama del continente es preocupante cuando se habla de escaso acceso al agua, saneamiento y disponibilidad limitada y baja calidad del agua y mayor exposición a desastres.

Y es que el agua es fundamental para el desarrollo socioeconómico,la energía, la producción de alimentos, los ecosistemas y para la supervivencia de los seres humanos. El agua también forma parte crucial de la adaptación al cambio climático y es un decisivo vínculo entre la sociedad y el medio ambiente”, apunta la ONU.

No obstante, debido a que la región Asia y el Pacífico es muy dinámica y se encuentra en proceso de urbanización, crecimiento económico, industrialización y desarrollo agrícola extensivo la capacidad de la región para gestionar el recurso es limitada.

Otros puntos que se agregan son: crecimiento de la población y migración rural-urbana, “entre 2010 y 2025 se añadirán 700 millones de personas que requieran de servicios de abastecimiento de agua”; el sector del riego es ineficiente, al igual que los mecanismos de demanda y la calidad de agua sufre impactos del desarrollo industrial; conflictos de agua y cambio climático y riesgos naturales, señala el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (ONU-DAES).

 

Asia, el continente que registra mayores conflictos por agua

La competencia por el agua ha llevado a conflictos en la región y se ha registrado un aumento a partir de 1990, con más de 120 mil disputas relacionadas con el agua en China; por su parte, India centra su gestión en la resolución de conflictos.

“La principal causa de los conflictos siendo el equilibrio entre los diversos uso del agua y la administración de sus impactos económicos, sociales y ambientales”, dijo ONU-DAES.

Para 1990, Vietnam, Mongolia y Myanmar tenían niveles similares de acceso al recurso fundamental para la vida y para 2008 en Laos, Papúa Nueva Guinea unos 480 millones de personas carecían de acceso a fuentes de agua.

Tomando en cuenta la situación de Asia y el aumento de conflictos, se hará un pequeño recuento de los presentados desde 2019 hasta el presente año.

De acuerdo con la cronología del conflicto del agua, en 2019 se presentaron algunos de los siguientes conflictos: el 28 de septiembre de 2019 en India se quemaron vehículos y maquinas en un sitio de construcción de tuberías de agua en Masenar, Chhattisgarh, India; el 9 de julio en Irak detonó un explosivo cerca de una instalación de agua; el 11 de enero, en Yemen asaltantes intentaron colocar un artefacto explosivo en el canal de agua de Qamt; el 8 de febrero, asaltantes incendiaron equipos de construcción de una represa; el 4 de mayo Cambalidio, Camarines al Sur de Filipinas lo que genero que se destruyera un sistema de agua; el 28 de septiembre un tanque de agua y varias ventanas resultaron dañados después de un ataque a un centro de votación de una escuela secundaria; en Rachi, India, un hombre apuñala a seis personas debido a la escasez de agua y es que estuvo experimentando olas de calor de hasta 50 grados centígrados.

La lista se alarga cuando se especifican los sucesos entre fricciones por países, ataques y la constante lucha de la sociedad civil por obtener el recurso, para 2020 y 2021 los casos siguieron presentándose.

En 2020, en Israel, la Autoridad del Agua de Israel informó varios ataques cibernéticos a la infraestructura de agua israelí; el 6 de febrero en Pakistán estalla un enfrentamiento entre dos grupos de la comunidad Galo, ciudad de Kumb, por rotación de agua; el 7 de diciembre en India se realizaron manifestaciones por el cierre de las instalaciones de agua potable en Manipur; en enero manifestantes en la ciudad de Sidón, Líbano, protestaron por la crisis en el país, incluida la falta de agua.

En 2021 y 2022, los conflictos más recurrentes se presentaron en África y Asia: el 11 de diciembre de 2021, en el municipio de Myaing, Magway, Myanmar, miembros del Ejército Popular Revolucionario incendiaron y destruyeron el suministro de agua para una fábrica local y el 2 de enero de 2022, aviones de combate rusos realizaron ataques aéreos en las cercanías de la estación de agua de la ciudad de Sijer-Bqesemtoh cerca de Idlib, Siria.

 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores