Modelos fingen tener cáncer, posan en Next Top Model y fue la peor estrategia que pudieron haber hecho

La franquicia Next Top Model se ha extendido a nivel mundial, gracias a la estrategia de contenido detrás de la marca.

Crear contenidos originales es una exigencia dentro de la industria de medios, sobre todo cuando se trata de regionalizarlos, para lograr mayor interés por parte de las audiencias.

Netflix es una plataforma de streaming que produce contenidos originales donde destaca su estrategia, para generar contenidos aterrizados a cada uno de los mercado en los que se encuentra.

Ya sea que se trate de Narcos en el mercado latinoamericano o Bonusfamiljen en el escandinavo, la plataforma entendió que a partir de esta pauta se logra un mayor interés por parte de las audiencias.

Para crear contenidos que llamen la atención de la audiencia, la creatividad ha buscado ganar el interés con mensajes adecuados, el mayor aprovechamiento a las plataformas digitales con aplicaciones de streaming o redes sociales, así como acciones que aprovechen el momento que se vive en la industria.

A pesar de que esta es una pauta con gran interés en la industria, pues les asegura a los medios resultados comerciales de calidad, no todas las compañías de esta industria entienden la seriedad en ello.

Lo anterior se comprueba luego de que la franquicia de Next Top Model en Ucrania, creyó que era una buena idea que sus modelos posaran como pacientes de cáncer, sin embargo, el resultado fue desastroso.

Información trascendida por el diario The Sun señala que las modelos de Ukraine’s Next Top Model usaron gorras de goma para aparentar no tener pelo y ser fotografiadas al interior de un hospital, donde posan junto a hombres o cepillando pelucas.

La acción, de acuerdo a declaraciones trascendidas por el diario británico, buscó generar consciencia de que el cáncer no es una sentencia de muerte, sin embargo, la ejecución de la estrategia provocó fuertes críticas al programa en redes, de acuerdo con información de The Daily Mail, refiriendo a usuarios como Anna Tashlickaya decir: “esta es una humillación. Vayan a observar a gente que esta enferma, ellos tienen una opinión diferente.”

“Ya no hay moral, alma o humanidad en Ucrania”, dijo Aldar Batumunkuev de acuerdo con el diario.