Millennials y Centennials, la evolución del consumo y la profesionalización del deporte.

Hoy en día se habla mucho de la generación Millennial (nacidos entre 1984 y 1994) y sus sucesores los Centennials (nacidos entre 1995 y 2010), quienes con particularidades en su personalidad, gustos, intereses, conducta, hábitos de consumo, formas de interpretar fenómenos sociales, culturales y desde luego el de entretenimiento y deporte, representan un reto para la estructura social, política, corporativa empresarial, educativa, tecnológica y de comunicación en diversos países.

De acuerdo con datos estadísticos del INEGI, los Centennials representan casi un 29 por ciento de la población total en México, por su parte, los Millennials representan el 30 por ciento de la población.

Los intereses en cuanto al consumo de productos o servicios de estas generaciones van de la mano con los avances tecnológicos y las tendencias dictadas por algunos influencers así como por atractivas campañas de publicidad e interacción con el resto de las audiencias.

Nuevas exigencias

Desde luego los estereotipos y estilos de vida establecidos por generaciones como los Baby Boomers, la generación “X”, incluso los primeros o viejos Millennials (nacidos entre los años 1984 y 1986) que son más influenciados por la generación que los precede, se han visto obligados a ser modificados, modernizados, mutados o incluso desaparecidos por estas nuevas formas de entender el mundo y el comportamiento social ante fenómenos de carácter local e internacional, que ahora empieza a tener una transformación gracias a estas dos generaciones.

La industria del deporte en general, no está exenta de este tipo de transformaciones y se ha visto empujada a buscar nuevos medios, nuevas estrategias e ideas que rompan estereotipos previamente establecidos para que estas dos últimas generaciones se interesen en el consumo tanto de servicios, como de productos, sin descartar la industria del deporte espectáculo, en la cual los medios tradicionales de comunicación se han sido golpeados por tener menor influencia e impacto en estos jóvenes, si se comparan con los medios digitales.

Con el smartphone como medio principal de comunicación, entretenimiento, planificación, de búsqueda, consumo y relacionamiento, los Millennials y Centennials han puesto a trabajar a  todos aquellos que están involucrados en la industria del deporte para poder generar interés de manera innovadora en el consumo de productos, tendencias, eventos o incluso en la participación y práctica directa en alguna disciplina deportiva.

Páginas de Facebook, cuentas en Instagram, otros espacios o aplicaciones relacionadas a alguna marca o medio deportivo, videos breves con información deportiva relevante, resultados, casas de apuestas, pronósticos y estadísticas en tiempo real e incluso probabilidades de acuerdo a datos actualizados segundo a segundo, son la nueva tendencia para generar interés en la audiencia neo Millennial (nacidos de 1988 a 1995) y Centennial.

Del aula a la cancha

El sector educativo también ha tenido que ampliar su oferta en cuanto a programas de licenciatura y posgrado, las universidades han tenido que voltear a ver las nuevas exigencias del mercado para poder cubrir con las necesidades de industrias y sectores emergentes o en crecimiento y los nuevos intereses de los jóvenes para con su vida y desarrollo profesional, saliendo de las opciones tradicionales.

El mercado laboral dentro de la industria deportiva ha requerido generar alianzas estratégicas y comerciales con diferentes marcas, productos y servicios, donde se interrelacionan e involucran distintos sectores para generar nuevas oportunidades de negocio y generar posicionamiento en le mercado meta.

Líneas aéreas, marcas de cereal, farmacéuticas, la industria automotriz y gasolineras son ejemplo de empresas de diferentes tipos de industria que de algún modo buscan relacionarse con el sector deportivo y generar nuevas oportunidades de negocio estratégico.

La profesionalización en diferentes posiciones estratégicas dentro de la industria del deporte es una solicitud importante para el mercado educativo, dando espacio y contenido académico a los jóvenes que quieren involucrarse en industrias que cada vez se vuelven más complejas como la del deporte.

La parte educativa y formativa de este sector estaba muy limitada y dirigida a personas interesadas en el entrenamiento deportivo, la educación física o diversas posiciones dentro del campo de la recreación, sin embargo posiciones de alto nivel jerárquico y dentro de la toma de decisiones en las empresas involucradas en el sector deportivo, no se habían especializado como tal.

Opciones para meter gol

Hoy en día existen licenciaturas relacionadas a la dirección del deporte, desde el punto de vista empresarial y de negocios, el marketing deportivo o especialidades y programas de posgrado que buscan profesionalizar a la gente involucrada en puestos operativos y directivos dentro de  esta creciente industria.

Es importante que los jóvenes con nuevos intereses, ideas innovadoras, proyectos integradores y generadores de nuevas alternativas de consumo dentro de la industria deportiva, se profesionalicen con miras a lo que puede venir para los siguientes años en este sector que cada vez tiene más seguidores y consumidores alrededor del mundo.

Instituciones como la Universidad Anáhuac México, a través de la Escuela de Ciencias del Deporte ofrece una interesante oferta académica a nivel Posgrado, con la Maestría en Administración y Ciencias Aplicadas al Deporte con especialidades tanto en Mercadotecnia y Patrocinio en el Deporte como en Entrenamiento Deportivo, programa que busca aportar en la profesionalización de las personas involucradas en el deporte y los negocios de este mismo sector.

Conociendo la demanda que exige el mercado de estas nuevas generaciones, el mundo globalizado, las necesidades de la industria deportiva moderna con miras hacia la innovación en el futuro cercano, el programa cuenta con ponentes de carácter internacional y catedráticos de alto perfil a nivel nacional.

Es importante considerar que la industria deportiva ha crecido de manera acelerada y es necesario considerar la profesionalización de posiciones claves dentro de las empresas de este rubro, considerando también las nuevas ideas y propuestas que los pertenecientes a las generaciones Millennail y Centennial pueden aportar a través de su preparación y profesionalización, formados en instituciones de alto nivel , considerando y generando la integración de nuevas culturas organizacionales y de consumo, así como proponiendo un nuevo impacto en los medios de comunicación para llegar de maneras novedosas a nuevos prospectos.