• Hay nuevos insights sobre el mercado millennial y revelan el impulso que han dado a segmentos de negocio como el de mascotas.

  • Atlantia Research descubrió que contrario a la reducción de nacimientos de niños desde 2000, el número de perros domésticos se ha incrementado.

  • El lazo emocional es clave entre los consumidores y sus mascotas, tal como lo demostró la National Pet Owners Survey conducida en EU, donde se advierte que el 81 por ciento de los encuestados tiene amor incondicional por ellas.

Los millennials son uno de los más grandes mercados en el mundo, de ahí el interés por descubrir qué tendencias comerciales están detonando y de qué manera se puede influir en sus decisiones de compra.

El último insight ha revelado el impacto que tiene el segmento millennial en el mercado de mascotas, luego de que se ha dado a conocer que los millennials que no se casan ni tienen hijos, han venido detonando el mercado de mascotas.

Se trata del estudio Edge by Ascential en el que se ha advertido que en la región de América del Norte, el mercado de mascotas disparará su valor de 225 a 281 mil millones de dólares durante 2023.

Ryan Gass, directivo de Purina, aseguró a Business Insider que los consumidores están atrasando compromisos como el matrimonio o tener hijos, por lo que durante este tiempo están incluyendo a las mascotas en sus vidas diarias.

Esta no es la primera vez que diversos insights advierten sobre el impacto que tiene el nuevo perfil de consumidor millennial, en segmentos como el de mascotas.

Ya hemos abordado en notas como Millennials: ven a sus mascotas como bebés de ensayo, advertencias como la que firmas como Gale hizo, al señalar que cuatro de cada 10 millennials entrevistados veía a los animales de compañía como bebés de práctica.

En 5 datos del mercado de perrhijos que debes conocer si eres mercadólogo referimos los resultados de un estudio conducido por Atlantia Research, en donde aseguró que a partir del 2000, los nacimientos de bebés al año se habían contraído en 17 por ciento, mientras que el número de perros doméstico se disparó en un 20 por ciento.