Microsoft, ¿otra marca que planea un smartphone con pantalla flexible?

Se prevé que para este 2017, más de un tercio de la población mundial poseerá un smartphone, lo que quiere decir que habrá cerca de 2 mil 600 millones de usuarios en el mundo, de acuerdo con datos proyectados en Statista.

Pese a que es un mercado que sigue en crecimiento (aunque el último año tuvo una desaceleración), está claro que cada vez es más difícil conquistar al consumidor. Hoy, las marcas compiten con dispositivos muy similares, tanto en calidad y resolución de pantalla, como en procesamiento de información, cámara y seguridad (huella dactilar).

Por ello, la innovación o, por lo menos brincar a la siguiente generación de smartphones, será una ventaja para lograr atraer nuevos públicos. Una de las tendencias que al parecer ganará mucha presencia este 2017 es la de los teléfonos plegables.

De acuerdo con proyecciones del portal Korea Herald, será en 2019 cuando este tipo de smartphones ocupen al menos el 20 por ciento del mercado surcoreano y, según el medio, al menos tres grandes fabricantes de telefonía móvil comenzarán a producir este tipo de dispositivos para 2018.

Este año podríamos conocer algunos de ellos. Según información de Bloomberg, Samsung planea lanzar su primer smartphone completamente flexible. Se trata de un Phablet (o Tablet mini) de 8 pulgadas que es capaz de plegarse; cabe destacar que es un proyecto en el que la surcoreana trabaja desde hace al menos 2014.

Imagen: Korean Herald
Imagen: Korean Herald

Pero no está sola, según sitio web MSPowerUser, Microsoft acaba de patentar un dispositivo móvil con pantalla del tamaño de una tablet, pero que es capaz de plegarse hasta quedar de las dimensiones de un smartphone.

Aunque el registro de una patente no quiere decir necesariamente que ese producto llegará al mercado, la tendencia que estamos viendo en los últimos meses hace suponer que este podría ser una nueva generación de teléfonos inteligentes de la compañía de Redmond.

Imagen: MSPowerUser
Imagen: MSPowerUser

Además del ya mencionado dispositivo de Samsung, otra marca que apuesta por el desarrollo de esta tecnología es LG y, de hecho, estría trabajando con Apple para una pantalla curvada OLED que podría incluir en los futuros iPhone. Según reportes de medios internacionales, la compañía asiática también trabaja en colaboración con Google en este tipo de display.

Y, las marcas que buscan un smartphone flexible crece pues a las chinas Lenovo y OPPO ya se les conoce prototipos de paneles de este tipo de características. También existen rumores que Nokia, que planea su regreso al mercado de teléfonos inteligentes está trabajando en un display flexible.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299